•  |
  •  |

 SAN JUAN DEL SUR

Miles de tortuguillos Paslama, no tendrán la oportunidad de salir de sus huevos y emerger mágicamente de la arena en dirección al mar, ya que la propia naturaleza se encargó de obstaculizar la reproducción, pues las mareas altas que se registraron en el Refugio de Vida Silvestre La Flor destruyeron millares de nidos.
De acuerdo a las estadísticas y el control que llevan las autoridades que administran este refugio, las mareas más destructivas fueron las que se registraron en el mes de octubre, pero entre julio y noviembre ya se contabilizaban 33,898 nidos echados a perder por marejadas. Por ello, las autoridades del refugio auguran que el número de eclosiones de la temporada 2011-2012 se quedará muy lejos del espectáculo natural presenciado en la temporada 2010-2011 cuando nacieron un millón 32 mil 813 tortuguillos.
Pero no solo la naturaleza “boicoteó” el nacimiento de los tortuguillos. Las estadísticas contabilizan 1,684 nidos saqueados por los vendedores de huevos entre los meses de julio y noviembre, donde también se registran 768 nidos afectados por los depredadores.
Pese a las malas noticias, las autoridades esperan aún la llegada de miles de quelonios a las playas de La Flor, que desovarán en enero y quizá en febrero.

Tortugas han arribado pese a las adversidades
Según los funcionarios de La Flor, las altas marejadas no han  impedido que las tortugas Paslama continúen llegando masivamente a las playas a desovar y hasta noviembre se contabilizaba el arribo de 172,640 quelonios, siendo los meses de septiembre y octubre los de mayor arribo.
La arribada del mes de diciembre se registró entre los días 18 y 26 y a la fecha el nacimiento de tortuguillos no supera los 200 mil debido a la destrucción masiva de nidos, agregaron las autoridades de este Refugio de Vida Silvestre, situado 22 kilómetros al sur de San Juan Sur, en el departamento de Rivas.