•  |
  •  |

Más de treinta abuelitos que llegan diariamente al comedor de la tercera edad “La Purísima”, en esta ciudad, recibieron almuerzos de parte de varias familias diriambinas que decidieron compartir con ellos en esta época navideña y de hermandad.
El ingeniero Fernando Baltodano, ilustre diriambino, dijo a EL NUEVO DIARIO, que con ese gesto su familia estaba “recordando la memoria de nuestra madre Margarita Velásquez Echaverry, quien hace dos años fue llamada a la presencia del Señor. Queremos agradecerle a Dios por la calidad de madre que nos dio, ya que ella ayudaba a todas las personas y la mejor manera de agradecerle a Dios es compartiendo nuestros alimentos con las personas mayores de la ciudad”.
“Es importante que todos aquellos que hemos sido bendecidos con bienes materiales debemos de destinar recursos para causas sociales de nuestra población”, expresó Baltodano. Por su parte, los abuelos beneficiados expresaron su alegría. “Estamos alegres que varias personas de la ciudad se acuerden de nosotros los de la tercera edad que no tenemos familias y que nos traigan comida, regalos, confites, estamos felices y rogamos a Dios que bendiga a todas las personas que todo el año nos visitaron”, manifestó doña Leticia Miranda López, una sexagenaria que acude regularmente al comedor.
En tanto, los responsables del comedor “La Purísima” aprovecharon la ocasión para hacer un llamado a los nicaragüenses, a través de las páginas de EL NUEVO DIARIO, a seguir ayudando a los abuelitos que llegan de los diferentes barrios y comunidades de la ciudad de Diriamba a recibir alimentos en este lugar.