•  |
  •  |

Soluciones para el Ambiente y el Desarrollo, Construyendo el Futuro Sostenible, conocido como Catie, está ejecutando dos importantes proyectos en los municipios del Cuá, departamento de Jinotega, y Waslala, en la Región Autónoma del  Atlántico Norte, RAAN, que viene a beneficiar a miles de campesinos organizados en cooperativas y asociaciones de hombres y mujeres.

Uno de los   proyectos que se está ejecutando es el de Manejo Sostenible de Territorios Agropecuarios, conocido como (Mesoterra), a través del Programa Agroambiental Mesoamericano (MAP), el que tiene una serie de componentes que van en beneficio de los productores, la familia y el medio ambiente, el cual está dirigido por el ingeniero Amílcar Aguilar Carillo, codirector nacional del proyecto.

Aguilar señaló que el proyecto es posible gracias al apoyo de los gobiernos de Noruega, Suecia y Finlandia, que trabaja con socios para gestionar el conocimiento y la innovación utilizando el enfoque de medios de vida como estrategia para promover el uso de los recursos naturales de manera agroecológicamente sana, económicamente competitiva y socialmente equitativa, para lograr sus objetivos.  

Uno de los principales fines del proyecto es que las organizaciones nacionales y regionales, cuenten con las herramientas, el conocimiento y la capacidad para poner en prácticas innovaciones tecnológicas, políticas y programas, con el fin de desarrollar y promover el uso sostenible de la tierra para mejorar los niveles de vida rurales.

En los municipios, los socios del proyecto son las alcaldías, las cooperativas, asociaciones, institutos agropecuarios y organizaciones ambientales, donde están representadas las delegaciones municipales de gobierno que trabajan en la defensa del medio ambiente y la salud de la población tanto urbana como rural.

Impactos directos
En el municipio del Cuá, el proyecto ha logrado que los pequeños productores conozcan nuevas herramientas tecnológicas para el cultivo de frijol y pastura para el ganando, pero además la protección de los recursos naturales como bosques, agua y los ecosistemas.

En comunicación el proyecto Mesoterra ha logrado la apertura de una radio comunitaria como es radio Bosawás, donde se transmite un programa ambiental y se divulgan cuñas radiales para evitar el deterioro de los recursos naturales.

La radio a la vez es utilizada para la educación de la población rural y para avanzar sobre el tema de adaptación al cambio climático.

En lo social se ha logrado la ejecución de un proyecto de agua potable en la comunidad de los pedernales que beneficia a unas sesenta familia, donde tanto la alcaldía, el Minsa y la comunidad, han jugado un papel importante, señaló Luis Carlos Gaitán, responsable de planificación de la alcaldía y miembro de la Comisión Ambiental Municipal (CAM), quien junto a Melvin Castro Ferrufino, del Minsa, y la representante del Marena, consideraron de mucha importancia el trabajo del Catie en el municipio. El Catie es un centro regional de excelencia que trabaja desde 1973 para mejorar los medios de vida de los pobladores rurales de América Latina y el Caribe, mediante la gestión integrada de la agricultura y de los recursos naturales, es una de las pocas instituciones en el mundo que combina  la  investigación científica, educación de posgrado y cooperación técnica para poner manos en la obra en proyectos que generan resultados tangibles.

Nicaragua es uno de los países fundadores del Catie. Desde 1978 se gestó un programa intenso de trabajo con el Ministerio de Agricultura, donde de todos los proyectos a desarrollarse en toda la región mesoamericana y el Caribe, Nicaragua aglutina la mayoría.

El Catie se enfoca en mantener un balance entre la conservación y la sostenibilidad de los sistemas productivos, llegando más allá de las fincas y cultivos particulares para trabajar en el manejo territorial integral.

El programa del Cacao
Otro de los proyectos que además de mejorar y preservar el medio ambiente es un rubro muy importante para las familias rurales es el Programa Centroamericano de Cacao que se ha puesto en marcha en Waslala, donde los y las productoras de este rubro, aprenden nuevas tecnologías productivas amigables con el medio ambiente, a través de las escuelas de campo, donde no solo se aprende la poda y cosecha del cacao, sino todo el manejo agronómico, el cuido del medio ambiente, género y la cadena de valor del producto.  

La ingeniera Romina Villegas, quien maneja el proyecto de cacao Centroamérica en Nicaragua, dijo que la forma de llegar a los productores, es a través de la alianza que se realiza con las cooperativas, que es la base para extender los conocimientos que tienen como centro de investigación,  lo que les permite desarrollar las escuelas de campo donde los facilitadores y facilitadoras llegan directamente a las familias productoras, ya que son capaces de comunicarse con cada uno de ellos, lo que garantiza el éxito del proyecto, aseguró.

Señaló que el proceso de adopción de tecnologías es largo y que requiere primero de demostrarle al agricultor que hace una cosa, no es de imponerle, por lo que la escuela de campo justamente trata en ese proceso de explicarle porqué hacer una cosa que ahora es mejor que la práctica productiva que hacía antes, con lo que el productor entendiendo ese proceso los pueda ir a realizar a su finca.

“Hemos empezado con las escuelas de campo que nos ha permitido ir cambiando y modernizando el conocimiento sobre la cacaocultura en Nicaragua, ya que el agricultor antes no contaba con tecnologías  para enfrentar la gran limitante para controlar el ataque de la monilia, pero hoy ya cuenta con plantas resistentes”, aseguró.

Don Rogelio Pérez, de la comunidad de Puerto Viejo, señaló que a través del Catie aprendió a cuidar la naturaleza, por lo que hoy junto a su esposa e hijos cultivan amigable con el medio ambiente seis manzanas de cacao, ya que él siembra árboles frutales que son alimentos para la familia y los animales silvestres, señaló.

El objetivo de este proyecto es que al menos 6,000 familias productoras, sus organizaciones y gobiernos (indígenas, municipales, nacionales y regionales) colaboren para aumentar la productividad, competitividad y la provisión de servicios ambientales del sector cacaotero en seis países de América Central.

En el municipio de Waslala, el programa de Cacao Centro América tiene como socios principales a dos cooperativas de Cacao, una asociación de mujeres y un Instituto agropecuario, cuentan con una jardín clonal donde se hacen los injertos de la nueva variedad de Cacao, lo que están bajo el cuido de la cooperativa de Cacao, Cacaonica.