•  |
  •  |

El Departamento de Tránsito de la Policía de Chinandega comenzó a instalar las primeras 30 señales verticales de tránsito, de un total de 150 que fueron donadas por la municipalidad para la señalización de las principales arterias de esta ciudad.  

El alcalde de Chinandega, Enrique Saravia Hidalgo, entregó las señales a la subcomisionada Migdalia Betanco, jefa de Registro de la Propiedad Vehicular de la Policía de Tránsito. El edil dijo que cada señal instalada tiene un costo de 40 dólares, y todas serán costeadas con fondos provenientes de los impuestos de los contribuyentes.

“Inicialmente completaremos la señalización vertical, después instalaremos señales horizontales en las principales intersecciones de la ciudad, donde hay más tráfico durante el día y la noche. Este trabajo será coordinado con el Departamento de Tránsito y las diversas cooperativas de transporte urbano”, indicó el alcalde.

Cifras de la Policía de Tránsito indican que en Chinandega faltan mil 100 señales y también se requiere la reparación de varios semáforos que han sido destruidos por vándalos.

La subcomisionada Betanco agradeció a la comuna por los esfuerzos de señalización y de esa forma prevenir los accidentes de tránsito, que en 2011 dejaron 49 muertos en los trece municipios del departamento, donde circulan más de 25 mil vehículos.

“Y a nivel nacional la cantidad de fallecidos por esa causa es grande, peor que cualquier epidemia, solicitamos a los conductores manejan con responsabilidad y respetar las señales de tránsito para evitar tragedias en las carreteras que traen dolor a muchos hogares”, indicó.

Expresó que además establecerán coordinaciones con los alcaldes de Chichigalpa, Corinto, El Viejo y Somotillo, municipios con mayor cantidad de vehículos en el departamento para iniciar la señalización. La subcomisionada Betanco indicó que en la ciudad de Chinandega hacen falta muchas señales debido a que han sido robadas por personas inescrupulosas, por lo que anunció inspecciones en los talleres de chatarra para evitar la comercialización de las señales en esos lugares.