•  |
  •  |

Una serie de mensajes denigrantes con signos supuestamente diabólicos y de color rosado, aparecieron en el frontis de la Casa Cural y en el costado sur del muro perimetral del templo Santiago Apóstol, del municipio de Telica, departamento de León.

Las pintas, amanecidas el pasado fin de semana, ocasionaron inconformidad entre la feligresía católica y la población en general, que a pesar del hallazgo celebraron sus fiestas patronales en honor al Señor de Esquipulas.

Entre los mensajes pintados en las paredes recién remozadas se puede leer: “La única iglesia que ilumina es la que arde”, “El ser zorra es privilegio de las teliqueñas”, “Dios existe, pero no en un templo”, “Vete al infierno” y “Los voy a matar”. También dibujaron signos supuestamente diabólicos como el “666”, el signo de la güija y otros como las cruces al revés.

Gerardo Roberto Barreto, de 67 años, mayordomo de las fiestas patronales en la localidad, aseguró que jamás había ocurrido un acto tan bochornoso en perjuicio de la iglesia católica.

“Tengo 26 años de ser mayordomo y hasta ahora vemos este tipo de expresión. Deben ser personas diabólicas que se escudan en la oscuridad de la noche para hacer sus fechorías”, detalló.

El párroco Donaldo Murillo, rector del templo Santiago Apóstol de Telica, denunció el hecho ante las autoridades policiales y calificó los mensajes y signos como una provocación que atenta contra la propiedad privada.

“Siempre hay gente que tiene cosas negativas contra la Iglesia, que demuestra su adversidad con estos signos, creemos que son jóvenes que andan expresando su malestar, es una manera de protestar y lo hacen de esa manera, con esos mensajes un poco extraños”, expresó el sacerdote, quien tiene menos de tres años de estar asignado a dicha localidad.

Según el párroco el signo “666”, es muy conocido, hace alusión a la marca de la bestia. “Es un signo diabólico que causó mucha extrañeza y rechazo en la población, al verlo plasmado en el muro de la iglesia, acompañado de amenazas. No es tampoco para pensar que eso no tiene una relevancia, esto nos preocupa porque es una amenaza, una amenaza directa, y esperamos que la Policía logre determinar quiénes son los causantes de esto”, dijo.

De acuerdo con el sacerdote Murillo, después de lo ocurrido va a reforzar su seguridad, “creo que uno debe de preocuparse por esto, pero tampoco es para alarmarse demasiado, claro que vamos a tomar algunas medidas”, afirmó.

“El color quizá no signifique mucho, no nos podemos dejar llevar por los colores, porque independientemente del partido que los utilice, el hecho de ver esos colores rosados no podemos especular que son manifestaciones del partido gobernante. Quizás utilizaron estos colores porque son colores muy llamativos”, agregó el religioso.

El comisionado Miguel Carmona, jefe de Auxilio Judicial en la Policía de León, señaló que una hipótesis de lo ocurrido es el hecho de que la iglesia fue remozada y recién  pintada.

“Quizás alguna persona resentida o algún antisocial es el responsable de esos mensajes que no dicen nada. Eso es cualquier cosa, pero sí ocasionaron un daño al patrimonio privado”, aseveró, tras resaltar que las investigaciones continúan.