•  |
  •  |

Un calvario viven a diario los pobladores de la comarca San José de Monte Redondo por el camino que une esa comunidad con El Rosario del municipio de Jinotepe y a Masatepe. El problema es que el camino se encuentra en pésimo estado y sin mantenimiento.

Para el tiempo de lluvias a los habitantes de esa comarca de Masatepe, se les dificultad salir porque el camino se vuelve intransitable, y en verano el polvo y los hoyos que hay en la vía dificulta la entrada de los vehículos.

De San José salen a diario aproximadamente 700 personas que se dedican al comercio, pero la mayoría vende en el mercado de Jinotepe, pero para llegar a su destino viven un verdadero calvario por lo intransitable del camino.

Vehículos se dañan por mal estado de la vía

“Yo salgo muy de mañana a vender, y aunque entran busetas, muchas veces en el camino se dañan y tenemos que caminar hasta cuatro kilómetros para llegar a Masatepe”, expresó Cristina del Socorro Mejía López, comerciante.

Para don Salvador Pérez, otro poblador, manifestó que desde 1990 no se repara el camino, ya que solo medio tapan los huecos y al poco tiempo ya están de nuevo.

Así como los comerciantes hay jóvenes y niños que salen a ambas ciudades a estudiar y el resto de pobladores salen a realizar sus diligencias.

Los habitantes temen por su vida, ya que si alguien se enferma no hay cómo sacar al enfermo y llevarlo a la ciudad, porque la ambulancia no se atreve a entrar a esa comunidad, e igual pasa con los bomberos.
En esta comunidad existen dos microbuses y cuatro taxis que trabajan por la noche, pero con dificultad, porque según los taxistas no les permiten trabajar tranquilos.

Pésimo servicio colectivo

“Tengo un año de haber comprado mi carro, pero por el camino malo se me ha dañado, somos tres compañeros y yo los únicos que trabajamos de noche porque las busetas dejan de transitar a las cuatro de la tarde y muchas veces no entran.

“También no nos dejan trabajar tranquilos, por lo que pedimos que nos dejen hacer nuestro trabajo que es por el bien de la población”, dijo José Félix Cuba, taxista.

Según Cuba, en el camino tanto ellos como los pasajeros se juegan la vida porque en la Bajada de la Fortuna, ubicada en el camino a El Rosario, en época lluviosa la vía se pone resbalosa con el peligro que cualquier vehículo podría darse vuelta.

Por su parte, Justo Pastor Norori, poblador y presidente de los comerciantes, explicó que ellos se lo han manifestado al alcalde de Masatepe, Luis Manuel Morales pero este se hace el desentendido.

“El Alcalde de El Rosario ofreció maquinarias, y que el alcalde de Masatepe  pusiera el combustible, pero este no aceptó”, señaló Norori, quien agregó que ni para los cabildos se le invita a la población de San José de Monte Redondo.

Tanto la vía para El Rosario como para Masatepe es utilizada por más de 10 mil 700 pobladores. De San José a El Rosario hay ocho kilómetros y de Masatepe a esa comunidad es la misma distancia.

EL NUEVO DIARIO trató de buscar la versión del alcalde de Masatepe, Luis Manuel Morales pero no estaba, se le trató de contactar vía celular y no respondió.