•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Por más de 100 años, niños  habitantes de la comunidad rural San Luis de los Mojicas, ubicada a 15 kilómetros del centro urbano del municipio de San Marcos, Carazo, tenían que caminar más de una hora, enfrentando situaciones, y subiendo y bajando pendientes para ir a recibir el pan del saber. Su destino era la única escuelita en la comarca Dulce Nombre de Jesús.

Esa odisea de la familia estudiantil de esta zona, que inhalaba polvo en el verano y exponían sus vidas cuando se aventuraban a cruzar las quebradas o riachuelos en época de lluvias, hoy es historia.

El sueño se cumplió después que la Asociación de Trabajadores del Campo, ATC, construyó una escuela en la comunidad San Luis de Los Mojicas, con el auspicio del Gobierno de Suiza.

“Seguiremos apoyando el progreso en las comunidades de San Marcos, sobre todo en el sector Educación ya que en muchas ocasiones en este caso las niñas y los niños todos los días se exponían a peligros cuando se dirigían al colegio y recorrían una larga distancia.

“Hoy todo es diferente y esperamos seguir mejorando y ampliando la escuelita”, dijo Josué Schadeli, cooperante suizo.

Mejorando la calidad de vida en el campo
“Esta escuelita fue inaugurada porque una de las misiones de la ATC es erradicar el trabajo infantil, y aceptar como alumnos a niños con discapacidad,  con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas en el campo”, dijo la emprendedora y dirigente comunitaria Yolanda Arias.

Por su parte, el pastor evangélico Alejandro Gago, quien fue el artífice de leer las palabras de bendición del nuevo centro escolar san marqueño, retomó un pasaje bíblico.

Al final, exhortó a los niños a cuidar las instalaciones, y preocuparse en adquirir los conocimientos que les permitan desarrollar a su comunidad en el futuro.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus