•   San Jorge, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una pareja que alquiló cuatro manzanas de tierras para sobrevivir del cultivo de plátanos y papaya, aseguraron a EL NUEVO DIARIO, que viven con el temor de ser desalojados  en cualquier momento y perder los miles de córdobas que han invertido dentro de la propiedad.

Este temor lo viven  Antonio Mexicano Morales de 60 años y su cónyuge Heylin Montiel  Gómez, quienes mostraron  el contrato de arriendo de las cuatro manzanas en la que aparece como arrendadora  de la propiedad denominada quinta  “El piojo”, Karina Avilés Martínez, quien a finales del 2011 decidió vender una manzana a la alcaldía de  San Jorge, lo cual provocó la inconformidad de los inquilinos.

De acuerdo a Mexicano, el contrato de arriendo es por un período de cinco años a partir del  23 de febrero del 2011 y el canon de arriendo anual es de 480 dólares que serían pagados por adelantado.  “A la fecha yo voy al día por lo que no entiendo por qué ella está incumpliendo con el contrato de arriendo y poniendo en riesgo de esta manera mis cultivos que son los que me dan de comer a mí pareja y mis dos niñas”, señaló.

Según el afectado el temor a ser desalojados surgió porque la juez local de San Jorge  Anabel Moreno Villalobos llegó  a la propiedad  si haber una demanda de la partes  involucradas  " y nos  amonestó y me dijo  que no continuará construyendo una noria que usaría para el riego de los cultivos y cuyo costo es de cien mil córdobas", señaló Mexicano

La judicial confirmó que llego  al lugar pero no a desalojar  y aunque asegura que del cerco no pasó,  revalidó que le prohibió a Mexicano que siguiera construyendo la noria porque estaba dentro del área que ya le pertenecía a la alcaldía  y a la vez, dio fe de que a su despacho judicial no ha llegado ninguna causa de las partes involucradas.

En tanto Avilés Martínez, confirmó que en octubre del 2011 decidió venderle a la alcaldía jorgina una manzana, “porque el señor Mexicano incumplió el contrato al no pagarme el canon 2011-2012  y además el y su señora son muy conflictivos, iniciaron a construir esa noria y no me comunicaron nada  y lo que quiero  es que salgan y yo le voy a dar tiempo de que recojan sus cosechas y se vayan”, culminó diciendo Avilés Martínez.