•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de doscientos desmovilizados del Ejército de Nicaragua y campesinos demandantes de tierra, se tomaron la finca “Las Lomas” ubicada entres los municipios de Muy Muy y Matiguás, cuya extensión es de dos mil quinientas manzanas.

La toma de la propiedad se inició el pasado cinco de marzo en las primeras horas de la mañana por los desmovilizados, quienes aseguran que esta propiedad fue decomisada al narcotráfico donde los expropietarios están detenidos y esta pasó a manos del Estado de Nicaragua.

Gobierno la traspasó a la UNA

Los desmovilizados del Ejército están siendo liderados por Marcelino Blandón y Francisco Leiva, quienes han asegurado que esta propiedad el gobierno la pasó a manos de la Universidad Agraria, en vez de cumplirle a los desmovilizados del Ejército que no han recibido nada.

En un comunicado los desmovilizados señalan que han ocupado la propiedad conocida como “Las Lomas” entre Muy Muy y Matiguás, la cual fue confiscada por delitos de narcotráfico y/o lavado de dinero y tenencia ilegal de armas. Asimismo, señalan que la propiedad es del Estado y como tal la Comisión Estatal que la intervino debe traspasarla de inmediato a los demandantes.

Estos aseguran en el comunicado que la ocupación de la propiedad es producto de la extrema pobreza que viven los demandantes y el único medio que han encontrado para seguir viviendo es poseer esas tierras, señalan, asimismo, en el comunicado exigen al presidente

Ortega, la titulación inmediata de la finca, ya que hace años que fue intervenida por el Estado y ahora el gobierno Sandinista no tiene excusa en su entrega legal e in mediata, aseguran.

Una comisión de la Intendencia de la Propiedad encabezada por Alejandro Gómez, se reunió con los líderes de los desmovilizados del Ejército para llegar a un acuerdo, pero hasta el momento no se ha llegado a ningún planteamiento concreto o resolución.

Los retirados y desmovilizados del Ejército exigen al gobierno el cumplimiento de los acuerdos gubernamentales firmados el 31 de agosto de 2011 en la Secretaría del FSLN y que hasta la fecha no han cumplido, finalizaron.