•  |
  •  |
  • END

Luego de casi dos años de operaciones con los servicios más completos en la colonial ciudad de Granada, el Hotel Darío hizo su relanzamiento oficial, en el que se dio a conocer a un selecto grupo de asistentes la marca “Un toque de poesía”, con la que pretenden sumergir a los huéspedes en una experiencia llena de detalles literarios.

Según la gerente general, Ana Zavala, la idea es que cada una de las 22 habitaciones, incluyendo una suite totalmente equipada, en lugar de estar enumerada, sea nombrada en honor a un reconocido poeta nicaragüense, yendo siempre a la vanguardia el Príncipe de las Letras Castellanas, Rubén Darío.

“La novedad la encontramos desde que el huésped entra al hotel, porque en la recepción será recibido con el original Cóctel Azul, que obtiene su nombre de la obra de Darío, en la que el poeta incluye cuentos y experiencias muy importantes de su vida. A través del aroma de este cóctel invitamos a los huéspedes a conocer el encanto y el misterio que existe entre la fusión de la realidad y la fantasía”, comentó Zavala.


Pergaminos en las habitaciones
Al entrar a su habitación, el huésped encontrará enmarcado en un pergamino una de las obras del poeta que corresponda, entre ellos figuran Salomón de la Selva y Azarías H. Pallais. La suite, al igual que el hotel, lleva el nombre del poeta orgullo de los nicaragüenses, Rubén Darío.

Otro nuevo servicio es el Rincón Cultural, “en un espacio que ya lo tenemos designado, el huésped va a tener a su disposición una serie de libros y documentos de grandes poetas nicaragüenses y extranjeros, para que tomando una copita de vino o una taza de café disfrute también de la poesía”, expresó Zavala.


Carácter cultural
El poeta y presidente del Festival Internacional de Poesía de Granada, Francisco de Asís Fernández, consideró acertada la decisión de los dueños en hacerle un homenaje a Darío, “Él es el fundador de la poesía en Nicaragua y uno de los grandes poetas de habla española. Va muy de acuerdo con el objetivo de nuestro festival, de dotar a Granada de un carácter cultural”, dijo el poeta.


Servicios del hotel
El Hotel Darío fue construido en calle La Calzada, dentro de un edificio de estilo neoclásico de principios de la década de 1900, y brinda un ambiente de tranquilidad y privacidad para sus invitados. Entre los servicios, además ofrece 22 habitaciones con aire acondicionado, baño privado, televisión por cable y conexión a internet.

Los servicios adicionales son el restaurante “El Tranvía” y la cafetería “Chocolate”, un área de conferencia, “Salón Azul”, con capacidad para 60 personas en espacio cerrado y 120 en lugar abierto, piscina, jacuzzi, gimnasio, rentadora de autos y transporte al aeropuerto.