•  |
  •  |
  • END

Habitantes de cinco barrios que son beneficiados con el proyecto “Logo South”, financiado por Nijmegen (Holanda) están siendo capacitados en el uso y manejo de los desechos sólidos y líquidos y sobre los daños al medio ambiente y las enfermedades que causa la acumulación de basura en lugares no autorizados por la municipalidad.

Habitantes del barrio El Carmen recibieron la capacitación en la escuela doctor “Fabio Gutiérrez”, donde participaron más de 30 personas, entre jóvenes y adultos; en el barrio “Germán Pomares”, la capacitación se impartió en la escuela “Rayitos de Sol” y participaron más de 40 personas.

En las capacitaciones, los participantes abordan problemas ambientales desde sus barrios. “La instalación de chatarreras en el barrio El Carmen es un problema que tenemos por la acumulación de desperdicios”, enfatizó Douglas Enrique Selva Soza, habitante de este barrio.


Desperdicios a la calle
“Los vendedores de verduras, frutas y plátanos tiran los desperdicios a la calle sin prever que estamos en un barrio cercano al mercado municipal, deben multarlos”, expresó José Abraham Chavarría, poblador del barrio “Germán Pomares”.

Las capacitaciones son impartidas por Ligia Aráuz, Directora de gestión ambiental de la alcaldía, con la coordinación de los líderes de barrios a través de la oficina de Relaciones con la Comunidad, de la Dirección de Desarrollo Local Comunitario y Comunicaciones de la municipalidad de Masaya.

“Estaremos con las capacitaciones en el barrio 26 de Febrero, en el barrio Héroes y Mártires y el barrio San José. Todas las capacitaciones son impartidas en el mes de agosto de este año”, indicó Ligia Aráuz, Directora de Gestión Ambiental Municipal.



Cuidando los recursos utilizando las seis “R”

La población debe estar consciente de cuidar los recursos naturales importantes para la vida, como el agua, tierra y aire, utilizando las seis “R”:
Rehusar: todos los productos que contienen elementos básicos, es necesario usarlos varias veces.

Reciclar: separación de productos que se usan en otras funciones y se venden a empresas que pagan por libra los siguientes materiales: papel, aluminio, botellas de vidrios y de plástico.

Reparar: reparando los objetos evitamos botar los materiales ya compuestos y podemos usarlos nuevamente, ejemplo: mesas, sillas, mochilas, zapatos, etc.

Reducir: no botando objetos que estén en buenas condiciones.

Reintegrar: devolver al medio ambiente productos que son naturales y hacerlos en abono orgánico (compost), ejemplo: hojas de árboles, flores y cáscaras de frutas.

Rechazar: Los productos que son entregados en empaques de plásticos, aluminio, poroplast, etc.