•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde el kilómetro 115 de la Carretera Panamericana Sur, es posible apreciar dos imponentes torres eólicas que forman parte de las  22 que integrarán el parque eólico La Fe-San Martín,  que desarrolla la  empresa Blue Power Energy S.A.

Según el ingeniero del proyecto, Roberto Bermúdez, la instalación de la primera torre en terrenos de la finca San Martín culminó  a las 3:30 de la tarde del miércoles,  y para erigirla tardaron dos días y medio. Explicó que el ritmo de instalación dependerá de la velocidad del viento.

Agregó que el 60% de las secciones de las torres, la góndola y palas, conocidas como aspas, ya han sido trasladadas desde el Puerto de Corinto hasta los terrenos de la finca San Martín y San Juancito, que es donde se construye el que será el segundo parque eólico de Nicaragua.

Según  Bermúdez,   Blue Power Energy S.A., tiene previsto  culminar la instalación de  las 22 torres en la segunda quincena de mayo, y recordó que en Nicaragua la producción de energía eólica representa una importante oportunidad.

Manifestó que a pesar de que aún la producción de energía limpia no genera un impacto en los precios de las tarifas de energía eléctrica, los nicaragüenses podrían ver los beneficios en un mediano plazo.

Asimismo, recordó que el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli declaró que para el 2017 Nicaragua podría dejar la dependencia de la producción de energía con plantas de combustible.

Según documentos oficiales de  la empresa Blue Power Energy S.A., el parque eólico La Fe-San Martín se edifica con una inversión de 111.82 millones de dólares,  y una vez que entren a funcionar los 22 aerogeneradores  producirán 39.6 MW.

El parque se construye entre el kilómetro 115 y 118 de la Carretera Panamericana; siete torres quedarán instaladas en la finca San Juancito que está en territorio municipal de San Jorge, y 15 se elevarán sobre la finca San Martín ubicada en el departamento de Rivas.

De acuerdo a Bermúdez, esta inversión en proyectos eólicos representan pasos importantes que como país se están dando para terminar con la dependencia del petróleo, lo cual ubicaría a Nicaragua al nivel de países desarrollados que  producen energía limpia y renovable como España.