•  |
  •  |

Alrededor de 450 habitantes de la comunidad de Caño Seco, jurisdicción del municipio de Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, fueron beneficiados con la inauguración de un proyecto de agua potable, impulsado por dos organismos no gubernamentales canadienses y gobiernos locales.

El proyecto para abastecer a los comunitarios de esa región, donde existen problemas de escasez y de falta de acceso al vital líquido, fue realizado por las ONG, Agua Para la Vida (APLV) y Res Publica. Al acto de inauguración asistió el embajador de Francia en Nicaragua, Antoine Joly.

La obra fue realizada en conjunto con las autoridades locales de Siuna, administración que encabeza el alcalde Julio Gaitán, y se contó además con la colaboración de los comunitarios.

De acuerdo con un informe de las organizaciones canadienses, el proyecto fue financiado por la fundación Res Publica en un 63%, APLV aportó un 13%, la municipalidad un 6%, y los pobladores colaboraron con el 18%.

De acuerdo con estudios, el 46% de la población a nivel nacional carece del recurso hídrico, por lo que este tipo de proyectos ayuda, sin duda, a disminuir el acto índice de desabastecimiento en el país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus