•  |
  •  |

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, y obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, insto al pueblo nicaragüense a que aproveche la Semana Santa para entrar en un proceso de interiorización para que cambien como personas y lleven una vida nueva, pero por el camino correcto.

Sándigo hizo un llamado a los veraneantes para que la Semana Mayor la vivan sanamente, con madurez y con responsabilidad para evitar desgracias. “La Semana Santa es una oportunidad que Dios nos da para que entremos en un periodo de interiorización, de tal manera que a partir de la muerte y resurrección del Señor nos confrontemos como persona como familia y como sociedad”.

“Este tiempo nos ayudará a que en esa interiorización nosotros seamos capaces de evaluar nuestras vidas, encontrar aquellos puntos en los que consideremos que hemos fallado, y empezar un proceso de conversión hacia una vida nueva”, reiteró el prelado, quien dijo que es importante la conversión  interna y externa del ser humano, por la repercusión que tiene en el entorno donde se mueven.

Precisó que el Viernes Santo es un momento especial que “nos debe de llevar a la muerte, pero a morir aquellas cosas malas que cargamos en nuestras vidas, a los vicios, a los malos hábitos, a los desánimos, a las frustraciones y vivir el último día la resurrección del Señor. Nosotros debemos tener ese optimismo de caminar, de emprender de nuevo… las personas no pueden quedarse estancadas en una rutina todos los días”, precisó.