•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La serenidad y alegría con la que marchaba la Semana Santa en el departamento de Rivas, se vio afectada abruptamente a última hora ya que el domingo se registraron  dos decesos; uno  por sumersión y otro  por accidente de tránsito.

La víctima por sumersión, fue el menor Manuel Antonio Vega Espinoza de 13 años, quién sucumbió ante las fuertes olas de playa Guasacate, localizadas en el  sector norte de las costas  del océano Pacífico del municipio de Tola y hasta ahora, su cuerpo no ha sido recuperado, así lo confirmó doña Lucila Elena Espinoza, madre del menor, quien habitaba en el barrio Las Piedras de la ciudad de Rivas.

El menor había salido  el domingo a las 7:20 de la mañana de su humilde casa de habitación, en una excursión a playa Guasacate, organizada en su barrio, con el fin de recolectar fondos para la construcción de una iglesia.

La segunda víctima en Semana Santa, fue el motorizado José Gregorio Baldelomar de 52 años, habitante de la “Calle en Medio” del municipio de Potosí, Rivas. Según testigos, la víctima impactó la moto en la que viajaba contra una cuneta, 60 metros al norte, antes de llegar a su casa; producto del golpe que recibió en su cabeza, falleció cuando era trasladado al Hospital Antonio Lenin Fonseca de Managua.