•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

José Heriberto Matey Centeno es un pequeño productor de Estelí que ha asumido las lluvias inesperadas de los últimos días, como la “señal” que anualmente espera para comenzar a preparar sus tierras para la siembra.

Este pequeño productor considera que “ya es tiempo”, y comenta que aunque no espera un invierno copioso, tampoco cree que habrá sequía.

José Ricardo Dávila y Francisco Rocha no están de acuerdo con su valoración. Ellos, muy prudentes, dicen que es mejor esperar que el calendario marque el 15 de mayo “que es fecha histórica de entrada del invierno”.

Para ellos, si alguien se pone a realizar desde ya labores de limpieza y preparación de suelos, cuando quieran sembrar “ya estará lleno de maleza”, dijeron.

Ambos recomendaron que lo ideal es dejar que la semilla de maleza germine y ya cuando inicien la preparación de los suelos ésta sea eliminada, y con el terreno “limpio” comenzar a sembrar.

Detallaron que todavía en los primeros días de junio los agricultores pueden sembrar sus cultivos y si el invierno es regular “tendrán buenas cosechas”.

Las opiniones encontradas entre los experimentados agricultores se deben a que el municipio de Estelí ha sido escenario de fuertes chubascos, sembrando incertidumbre entre el gremio, ya que no saben si se trata de la entrada formal de la estación lluviosa o de un fenómeno particular.

En el municipio de Estelí llovió tres días durante la pasada Semana Santa, el evento se repitió durante la llamada Semana de Pascua, y se ha presentado en otros días de forma irregular.

“Sembrar ahora es perder la semilla”, advirtió el también productor Róger Gutiérrez del municipio La Trinidad, a quienes como Matey Centeno avanzan apresurados en las labores de preparación de la tierra.