•  |
  •  |

Yader Ruiz Rivas, de 21 años, tiene una severa secuela de quemadura que le produce limitaciones en la cabeza, cuello, tórax y espalda, por lo que fue beneficiado con una microcirugía vascular en febrero pasado, ahora, le están dando seguimiento a su caso y será nuevamente intervenido.  

Este joven originario de Estelí, es una de las 82 personas beneficiadas con cirugías reconstructivas gratuitas durante la presente semana, como parte de la Jornada Médica Nacional “Por los Hijos de mi Pueblo”, desarrollada por la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua, Aproquén, y  el apoyo de médicos del Hospital Johns Hopkins de Estados Unidos y del Hospital del Ingenio San Antonio, ubicado en Chichigalpa.

“Una cirugía reconstructiva significa devolverle al paciente seguridad emocional funcionalidad y hacerlo autosuficiente, es devolverle su identidad. Esto significa no solo cambiarle la calidad de vida al paciente, sino también cambiarle la vida a su familia y su comunidad”, dijo el doctor Mario Pérez, Director Médico de Aproquén.

Isabel Cristina González, madre de Bianca González, de 16 años, quien padece de Síndrome de Parry Romberg desde los nueve años, agradeció a Dios, y a los médicos por la ayuda.

A Bianca le practicaron una microcirugía vascular en febrero, cuyo costo es de 80 mil dólares. En esta jornada volvieron a intervenirla.

De todo el país

De 160 personas evaluadas clínicamente, el 43% son de Chinandega y León, y el 57% de Rancho Grande, Nueva Guinea, Tecolostote, Rivas Somoto, Ocotal, Telpaneca, Estelí, Jinotega, Río Blanco, entre otros puntos del país.

El 55% de los pacientes beneficiados son menores de 15 años.

El doctor Patrick Byrne, Jefe de Cirugía Plástica y Otorrinolaringología del Hospital Johns Hopkins, a cargo del grupo visitante, expresó que es la sexta ocasión que participa en la jornada médica  y manifestó voluntad de continuar aportando con sus servicios.