•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las relaciones sexuales prematuras, el abuso del licor y las drogas, son un problema social que ronda a estudiantes de los colegios del departamento de Rivas, donde se registran niñas de doce y trece años embarazadas, alumnos atrapados con drogas y hasta un caso de una alumna de primer año de Secundaria que ingresó al hospital de esta ciudad, por intoxicación alcohólica.

De acuerdo con el segundo jefe de la Policía de Rivas, comisionado Carlos Martínez, en el departamento existen cuatro centros de educación secundaria que son los que más están dando problemas por el uso de drogas y el consumo de licor entre el alumnado, y los robos que cometen sujetos que merodean los centros escolares.

La directora de uno de estos colegios manifestó, bajo la condición de anonimato, que a la fecha cuatro alumnas, de 12 y 13 años del primer año de secundaria, tuvieron que dejar las aulas porque salieron embarazadas, bajo condiciones no esclarecidas.

En tanto, una estudiante de un grupo de cuatro, que la mañana del lunes ingiría licor dentro de su centro de estudios, fue a parar al hospital rivense por intoxicación alcohólica. Una de sus amigas reveló que además habían consumido una sustancia que llamó “tacha”.

Apresan a estudiantes

Además, la Policía rivense allanó la vivienda de un alumno del quinto año, tras enterarse de que este aprovechaba que vivía solo, para armar reuniones con compañeros y consumir aparentemente sustancias alucinógenas y licor.

Aunque el joven fue arrestado, al final fue puesto en libertad por vencimiento de término.

De acuerdo con el comisionado Martínez, este año también han apresado a varios alumnos fuera de sus colegios, principalmente en horas de la noche, ya que les encuentran estupefacientes y por lo general se trata de piedras de crack.

Niño "mulero" es reincidente

En tanto, hace siete días la Policía detuvo a un niño de 11 años quien portaba cinco porciones de marihuana, y según el comisionado Martínez, se trata del mismo menor que en marzo de 2011 llevaba dentro de su mochila dos tilas de marihuana.

En esa ocasión el menor se encontraba en su horario de clase; de acuerdo con las autoridades policiales, este es hijo de un expendedor de drogas y al igual que en la ocasión anterior, lo entregaron a las autoridades del Ministerio de la Familia de este departamento.

Mined: Padres no controlan a sus hijos

Una fuente del Ministerio de Educación detalló que estas situaciones se están dando porque los padres de familia no tienen control de sus hijos, o bien porque viven fuera del país y “los menores quedan bajo la tutela de sus abuelos o de algún otro familiar, que no es lo mismo”, señaló.

Agregó que a los alumnos que están presentando este tipo de dificultades se les brinda consultas psicológicas junto a sus padres o tutores, así como temas de prevención del VIH, charlas sobre salud y sexualidad, trata de personas y sobre el consumo de drogas.

DEA financia programa educativo

Por su parte, el comisionado Martínez aseguró que los temas de prevención del consumo de drogas y de licor, así como sobre la trata de personas se los brindan a los estudiantes de los tres últimos grados de primaria y de los tres primeros de secundaria, a través del programa educativo DARE, financiado por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, DEA.

Ese programa garantiza el material didáctico para los alumnos, y a la fecha 2,087 han recibido estas clases que incluyen recreación deportiva y cultural, pero además la institución policial está ejecutando el plan “Oasis de Paz”, destinado a golpear los expendios de drogas.