•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Familiares de nicas desaparecidos en el extranjero, así como miembros del Servicio Jesuita para el Migrante, de la Organización Internacional para las Migraciones OIM y de la Casa del Migrante, de Chinandega, se presentaron ayer a la sesión del Concejo, para demandar al alcalde Enrique Saravia que cumpla con la ordenanza aprobada por unanimidad el 3 de noviembre de 2011, sobre la asignación anual de C$200,000 para aminorar los efectos de la migración.

Este municipio reporta un 11.5% de la migración nacional, solo superado por la capital. La mayoría de esos migrantes son jóvenes menores de 30 años, por lo que el gobierno municipal decidió ayudar a estas personas que padecen violaciones y discriminación en otros países, creando para ello una instancia de Atención al Migrante y a sus Familiares, que se pretende activar en tres meses con fondos propios del municipio y de la cooperación.

Tras esperar seis meses por el desembolso de los C$16,600 mensuales, de los C$200,000 aprobados para contribuir a la repatriación de cadáveres de migrantes y la búsqueda de personas en México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica y otros países, los referidos visitaron la Alcaldía, y se encontraron con la negativa de Saravia a efectuar el desembolso, y hasta declaró desconocer tal ordenanza.

El edil justificó que el monto global no fue presupuestado, y lo que podría entregar son C$6,000 mensuales, a la espera de incluir el monto global demandado, en el presupuesto 2013, “porque no podemos dejarlos desamparados, este gobierno es sensible ante la situación de la migración”, comentó.

Aclaró que no se comprometieron a entregar ese dinero y les señaló falta de gestión de parte de las organizaciones que trabajan por el migrante, para solicitar ayuda.

Hubo aprobación

La concejala sandinista Mara Romero expresó que la partida presupuestaria y la ordenanza fueron aprobadas, pero “si hoy con el presupuesto vemos que no nos da para esa cantidad, seamos humildes y partamos de cero, para entregar al menos diez mil córdobas mensuales”, sugirió.

El concejal liberal César Zamora valoró como desacertado que el alcalde diga que no hay presupuesto mensual para mitigar los gastos de los migrantes, cuando el jueves se aprobó una modificación del presupuesto por siete millones de la sobrerrecaudación.

Por su parte Ramón Espinales Quiroz, del Comité Coordinador de Familiares de Migrantes de Chinandega, catalogó como una burla la actitud del alcalde, porque con lo que les ofrece no se amortiguan las penurias que sufren las personas con familiares desaparecidos.

Pedro Emilio Sosa, encargado del seguimiento de casos del Servicio Jesuita para Migrantes-Nicaragua, expresó que el próximo martes 12 de junio habrá una sesión especial en la comuna chinandegana, y la mayoría de los concejales ratificarán la ordenanza y el presupuesto, por lo que espera que el alcalde reflexione.