•   Chichigalpa, Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aduciendo falta de viviendas, decenas de personas mantienen tomadas desde hace cuatro días varias manzanas de tierra propiedad del Instituto Nacional “Víctor Manuel Soto”, de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, y de la Alcaldía de Chichigalpa.

Los precaristas han instalado champas de plástico y tienen terrenos medidos detrás del Estadio Flor de Caña, cerca de las pilas sépticas, frente al Instituto Tecnológico Nacional, Inatec, y detrás del Juzgado.

Esa situación preocupa a las autoridades, porque por primera vez ocurre algo de este tipo.

Rosa Argentina Paiz Gómez es parte de quienes se han apropiado ilegalmente de los terrenos. Contó que es hija de un lisiado de guerra y que carece de un lugar donde vivir, por lo que se unió a otras 66 personas, para instalarse detrás del estadio. La palabra desalojo no provoca temor en esta mujer.

“Estamos en este lugar porque aunque pertenece a la comuna, está vacío, solicitamos apoyo al alcalde Víctor Sevilla para que lotifique”, indicó.

Por su parte Ángel Moreno, vicepresidente de la directiva del grupo de toma-tierras, manifestó que esperan que el gobierno se ocupe de otorgarles posesión de los espacios donde se han asentado.

Elba Reyes, coordinadora de la directiva, dejó claro que no tienen intenciones de desalojar el punto, ni bajo represión, advirtió.

En terrenos de Enacal

Un total de 69 personas se han asignado lotes en cuatro manzanas propiedad de Enacal, cerca del reparto Wells, en la zona periférica norte de la ciudad, sin la aprobación de la institución.

“Necesitamos una casa como patrimonio para nuestros hijos. Los que tengan viviendas y los que trafican tierras serán excluidos de un listado que hemos elaborado”, expresó Carlos Martínez.

En el cementerio indígena de El Pueblito, 60 personas, la mayoría madres solteras, también han cercado terrenos con mecates, como presión para que la comuna les entregue lotes.

“Aquí es morada de delincuentes, este sitio está desocupado, en unas excavaciones el Instituto de Cultura encontró los restos de dos indígenas, que están en el Museo Municipal, pero no lo han declarado como patrimonio cultural”, alegó Indira Aguilar, coordinadora de los toma-tierras.

Autoridades en desacuerdo

Erick Salazar, secretario del Concejo Municipal, afirmó que los terrenos localizados frente a Inatec en el reparto Candelaria fueron asignados a varias familias, y no pueden ser usurpados por otras personas.

Manifestó que la comuna está en desacuerdo con las tomas de tierra, y aunque reconoce que hay mucha necesidad de viviendas, señaló que no tienen capacidad para resolver el problema, porque no existen terrenos disponibles.

Anunció que próximamente harán una sesión especial para tomar una decisión al respecto, y agotarán el diálogo con los precaristas.

Emigdia Ferrufino, delegada departamental de Enacal, expresó que ya el caso de ocupación de la propiedad a nombre de esa institución está en manos de las autoridades judiciales.

Por su parte el comisionado mayor Douglas Pichardo Ramírez, afirmó que el alcalde Víctor Sevilla junto a miembros de una comisión está conversando con esas personas, y estará pendiente del resultado de las pláticas.