Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

Una delegación de docentes y estudiantes de la Facultad Regional Multidisciplinaria UNAN-Estelí, así como de educadores de la enseñanza preescolar comunitaria, viajaron a Noruega a un encuentro de intercambio de experiencias, contando con el respaldo económico de entidades de aquel país.

La profesora Liana Espinosa, docente de la UNAN-Estelí, coordinadora del área de formación en educación infantil de esa Alma Máter, señaló que éste es el segundo intercambio que realizan.

Indicó que en Noruega tuvieron una serie de encuentros en donde explicaron la importancia de que los docentes, sobre todo en los primeros niveles de la enseñanza preescolar, utilicen los recursos que se encuentran en su entorno.

Indicó que un maestro con voluntad y creatividad es capaz de impulsar una enseñanza de calidad con los medios de enseñanza y metodologías propias, con una visión en la que el estudiante tome una actitud reflexiva y de transformación para conformar una personalidad con principios ético-morales.

Cambio de mentalidad
Se trata de cambiar las estructuras mentales tradicionalistas y de una enseñanza simplista, y en ese sentido los estelianos han avanzado lo que hace que en Noruega sus opiniones y experiencias valen.

También se trata de cambiar la mentalidad de los padres de familia, ya que algunos son del criterio o se conforman con que sus hijos aprendan únicamente a leer y a escribir. Según la profesora Espinosa, es necesario implementar metodologías activas y creativas para un aprendizaje mayor e integral.

Gracias al apoyo de Noruega, en la UNAN-Estelí se cuenta con la carrera de licenciatura en pedagogía con mención en Educación Infantil. Esta Alma Máter ya ha realizado tres promociones de profesionales.

Cambio curricular
Todos estos esfuerzos incluyen nuevos cambios curriculares y transformación de la carrera, ya que antes ésta se denominaba licenciatura en educación preescolar y ahora tiene un enfoque más amplio.

La educación inicial, aclaró, tiene un período de seis años y algunos consideran, de forma errónea, que son únicamente los tres niveles de enseñanza preescolar.

Estas iniciativas de apoyo forman parte de un hermanamiento con Noruega que consiste en recibir en Nicaragua, y particularmente en Estelí, a una asesora y dos estudiantes de la Universidad Nacional de Noruega, quienes trabajan con los preescolares comunitarios, campo en el que los estelianos tienen amplia experiencia y nivel organizativo.

También este intercambio consiste en el envío de dos estudiantes de la UNAN-Estelí, quienes permanecen un año en Noruega realizando una pasantía en metodología de educación infantil. Antes tienen que pasar un curso del idioma noruego y de inglés.

Resultado de intercambio
En el primer encuentro, viajaron dos docentes, dos estudiantes, la decana Ramona Rodríguez, la maestra María Teresa Illescas, quien a la vez es la alcaldesa de esta localidad y directora del Movimiento de Apoyo a los Preescolares Comunitarios.

Ahora con los nuevos programas de enseñanza, el Estado ha puesto importancia en la necesidad de nuevas metodologías y una visión integral a los docentes de la educación infantil, según la profesora Liana Espinosa.

Las docentes y egresadas en la nueva carrera de enseñanza infantil, Belky Benavides Peralta y Juana Benavides, fueron seleccionadas para viajar a Noruega.

Según la profesora Liana Espinosa, en la selección tuvo que ver el análisis de los currículos y su desempeño. Ahora en esta oportunidad viajaron a Noruega las docentes Delfa Alfaro, egresada de la UNAN y maestra en el centro escolar público “Sotero Rodríguez” y Yojana Valenzuela, también graduada en la FAREM. Junto a ellas viajarán dos educadoras de los preescolares comunitarios y la directora.