•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Productores a menor escala del grano de oro aspiran a competir con su producto en el mercado de cafés especiales.

Y para superar las barreras que limitan a productores de Nicaragua y Honduras, exportadora Atlantic en coordinación con otras organizaciones como el Instituto Hondureño del Café, las Escuelas de Café de Ocotal, Jinotega y Matagalpa, Funic y el SNV, están desarrollando el proyecto Desarrollo de Capacidades en Pequeños Productores de Café, de ambos países.

Ileana Caldera, de Exportadora Atlantic, señaló que en los últimos años la demanda mundial de cafés especiales va en crecimiento, lo que es una buena oportunidad para Nicaragua y Honduras, países donde los productores de menos de siete hectáreas producen el 90% del total de café.

Caldera dijo que a pesar de que existen esas oportunidades, no todos los productores tienen acceso a esos mercados y mencionó entre los obstáculos: desconocimiento, prácticas de cultivo, aislamiento geográfico y los niveles de educación de los pequeños productores de café.

Pero “todo se puede superar mediante el fortalecimiento de habilidades y capacidades técnicas de los pequeños cafetaleros”, aseguró, refiriéndose al proyecto que pretende incrementar las capacidades y habilidades de 2,500 pequeños productores de café, de los cuales un mil se graduarán con una acreditación técnica, y 1,500 como participantes de cursos libres.

El programa

El proyecto incluye la implementación de un programa de empleo, para brindar apoyo y seguimiento a la incorporación de quienes sean capacitados, al mercado laboral, así como actualización de programas de estudio, elaboración de planes de negocios, entre otros puntos.

El programa de formación técnica vocacional contempla preparación en administración de fincas cafetaleras, catación, mecánica rural y beneficiado húmedo.

También se contemplan cursos en barismo, interpretación de análisis de suelos, toma de decisiones, certificación y manejo de plagas y enfermedades del café.

Los cursos en Nicaragua serán impartidos en la Escuela Santa Emilia en Matagalpa, Escuela El Recreo en Jinotega y Escuela de Café en Ocotal, y en Honduras a través del Instituto de Café de Honduras; los cursos están dirigidos a productores e hijos de productores, trabajadores de unidades productivas involucrados en el cultivo del café y actividades afines.

El productor de café de Matagalpa, Alberto Blandón, agradeció la puesta en marcha pues reconoce su importancia para adquirir conocimientos que le permitan acceder a los mercados de cafés especiales, cuyo resultado final es obtener mejor pago por su producción.