•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 200 efectivos del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua junto a integrantes del Distrito Naval del Pacífico, DNP, iniciarán esta semana el Plan de Seguridad de la cosecha del camarón, la cual comenzó en mayo y concluirá en noviembre del corriente año.

Los militares con su técnica motorizada y lanchas rápidas patrullarán por tierra y agua durante 24 horas las áreas de cultivo del camarón y la transportación hacia las plantas procesadoras.

El coronel José Israel Estrada Walters, jefe castrense en el Occidente del país, dijo que el patrullaje forma parte del Plan de Seguridad en el Campo, y será coordinado con los jefes de seguridad de varias empresas camaroneras y la Policía Nacional.

“Vamos a delimitar los lugares que protegeremos para evitar el robo del camarón; en las áreas donde se cultiva ese producto hay células delincuenciales no precisamente bandas que afectan el proceso de producción”, afirmó.

Por su parte, el capitán de fragata Juan Benjamín Juárez, expresó que vigilarán las granjas camaroneras ubicadas en El Chorro, El Embudo, La Camaronera 45, Mangle Alto, Estero Marota, La Torres 1 y 2, Los Pinches, El Lagrimal y San Marino, en el Estero Real, que han sido blanco de antisociales.

Aseguró que con la presencia de esa fuerza evitarán que embarcaciones hondureñas y salvadoreñas sustraigan camarón.

Hace dos semanas capturaron una embarcación salvadoreña casi frente al Puerto de Corinto.

Expresó que priorizarán el lugar conocido como “Caleta de las Mujeres”, en el Golfo de Fonseca que es usado para trasegar marisco robado por pescadores hondureños, que es comercializado en la localidad costera de Guapinol, Honduras.

Apoyo incondicional de empresas camaroneras

Luis González, jefe de Seguridad de la empresa camaronera Farallones, expresó que desde hace varios años impulsan el plan de protección a la cosecha de ese rubro, reduciendo los robos en las granjas y en los caminos hacia el Estero Real, Puerto Morazán y Golfo de Fonseca.

Mario Álvarez, Gerente de Operaciones de la empresa Torrecillas, expresó que gracias al patrullaje hay tranquilidad en las zonas de producción, “hace cinco años nos robaban dos mil libras de camarón todas las noches, actualmente eso se ha reducido sustancialmente”.

Marlon Conrado, jefe de seguridad de la empresa Camanica, expresó que han identificado tres grupos de antisociales que se dedican al robo de camarón con la fachada de pescadores a bordo de bicicletas, en lanchas y a caballo y varios acopiadores del producto en los sectores de Morazán y Palacios, por lo que estarán vigilantes.

Luis La Fuente, gerente general de la empresa Serviconsa ubicada en el Estero Real, lamentó que en los robos participen menores de edad, por lo que urge detener ese accionar para que no haya futuras generaciones de antisociales que perjudiquen la producción camaronera.