•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Familiares de migrantes en este municipio, se mostraron indignados por la negativa del alcalde Enrique Saravia Hidalgo de desembolsar la partida presupuestaria para mitigar los efectos de la inmigración, la cual fue aprobada en noviembre pasado por medio de una Ordenanza.
Los concejales aprobaron el Fondo Social Solidario Municipal para Migrantes, Fssmm, hasta por la suma de 200 mil córdobas anuales, pero Saravia se negó a reconocer la ordenanza, argumentando que no existe en el acta del Concejo, presidido por Martha Rodríguez.  “Será en otra ocasión, estamos a seis meses de entregar el Gobierno municipal, y no podemos hacer nada por ustedes, hablen con los próximos candidatos a alcaldes. La Organización Internacional de Migraciones, OIM, tiene mucho dinero, y aquí nunca nos han rendido cuentas”, expresó el edil.
Triste por actitud de alcalde

Pablo Emilio Soza, encargado del seguimiento de casos del Servicio Jesuita para Migrantes-Nicaragua, manifestó tristeza ante la actitud del alcalde.
Añadió que no solicitan dinero para ninguna organización, sino para contribuir a los gastos de repatriación de cadáveres de migrantes, y la búsqueda de estos principalmente en México, donde en algunos casos están encarcelados, y otros son víctimas de la trata de personas.  El concejal liberal César Zamora, reafirmó su compromiso asumido el tres de noviembre del año pasado.
Mercedes Oconor, coordinadora del Comité de Migrantes del barrio “Camilo Ortega”, se mostró desilusionada por la posición adoptada por los dirigentes sandinistas como Enrique Saravia, a quien solicitó tener piedad por una joven que recientemente fue extraditada de Guatemala y que tiene a su madre desahuciada.
Ana Cecilia Espinales, de la Villa 15 de Julio, también se declaró en desamparo para poder ayudar a su hermano Henry Alberto Espinales, quien está detenido desde hace tres años en El Salvador.