•   El Menco, Belén, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cinco campesinos de la comunidad El Menco, en el municipio de Belén, están demandado la entrega de las escrituras de las tierras que adquirieron a inicios de los 90, cuando conformaban una sociedad que era dueña de una finca dedicada a la ganadería, y de la cual continúan siendo accionistas, según documentos que mostraron.

Entre los campesinos que demandan la entrega de las escrituras están José Sandino, Modesto Aguirre, David Cuéndiz y Mario José Sequeira. Según la versión de estos, cuando iniciaron la cooperativa eran más de 61 socios. “Éramos los accionistas de la Sociedad Agropecuaria “Camilo Ortega”, que es la dueña de la Finca Corpus, de El Menco y San Pancho, pero las tierras las han ido vendiendo, y tenemos temor de que la parte que nos corresponde también la vendan, y por eso estamos demandado al apoderado general de la sociedad, don Francisco Meneses, que nos dé nuestras escrituras”, aseguró  Aguirre.

Por sus iniciales, la sociedad es identificada como Acosa, y según la historia registral de la propiedad, que se encuentra inscrita en el Registro Público de Rivas, su extensión inicial era de 1,072 manzanas, y a los campesinos al crear la sociedad les entregaron al llegar a negociaciones con el Gobierno, más de 613 manzanas, y desde un inicio dejaron con un poder generalísimo al capitalino Francisco Meneses Cuadra, quien a la vez es presidente de la directiva, para que este los representara.

Según los campesinos, esa finca era una de las mejores productoras de leche, “ya que sacábamos 650 galones diarios, que vendíamos a una empresa que llegaba desde Managua, pero cuando la agropecuaria quebró, iniciaron a vender las tierras, y nosotros le hemos dicho a Meneses Cuadra que nos dé las escrituras y ha sido imposible, y lo peor es que ya han llegado personas interesadas en comprarlas, y de ser así nos dejarían sin nada”, exclamó el campesino  José Sandino.

Propiedad está hipotecada

Al consultar a Meneses sobre la demanda de los campesinos, este reveló que la propiedad está hipotecada, y que los campesinos conocen de dicha situación, “porque a raíz de que la agropecuaria cayó en crisis entre 2005 y 2007, se hizo un préstamo a través del Sistema Financiero Asociativo, Sifina, y a la fecha debemos como US$260,000”, aseguró.

Agregó que el préstamo lo aprobó la directiva el 10 de mayo de 2007, y que fue por la suma de US$240,000 que los utilizarían para repoblación del ganado y el cultivo de papaya y de arroz, pero de acuerdo con Meneses, volvieron a fracasar y quedaron endeudados. La idea es vender la propiedad para cancelar la deuda, y dejar las tierras a quienes quieran quedarse trabajando y a quienes no, pues se les entregará el dinero que quede después que se pague el préstamo”, dijo Meneses.

Meneses también confirmó que algunos de los socios ya han vendido la parte que les correspondía, y que otros cuatro se salieron, quedando a la fecha solo 17 campesinos.