•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de tres años de haber implementado el programa de facilitadores judiciales en Chinandega, se reportan resultados satisfactorios.

Alberto Maldonado Laínez, de 23 años, habitante de la comarca El Piloto, por ejemplo, asegura haber logrado mediar conflictos que hubiesen terminado en una tragedia.

“Nuestra mayor recompensa es ver a personas que se dan la mano después de enfrentarse”, expresa el joven, ya que por ese trabajo promovido por la Corte Suprema de Justicia con apoyo de la Organización de Estados Americanos, OEA, y las alcaldías, no recibe compensación monetaria.

Maldonado Laínez relató su experiencia a un grupo de jueces de Guatemala y Honduras, que visitaron diferentes localidades con el propósito de replicar el modelo en sus países.

El facilitador, que culminará este año su carrera de Derecho, recomendó ampliamente el modelo a los visitantes.

Programa crece

Por su parte Claudia Noguera Roa, juez Local Penal Primero de Chinandega, informó que actualmente cuentan con una red de 34 facilitadores judiciales, y para agosto se proponen tener 46, con el objetivo de cubrir todo el municipio.

La también coordinadora del programa agradeció a las autoridades locales el apoyo presupuestario que les otorga para garantizar la formación de los facilitadores judiciales.

“Con ellos se lleva una solución pronta y pacífica a la población en la mediación de faltas leves y delitos menores. Actualmente el programa es modelo”, expresó.

Para difundir el programa existen espacios radiales en todo el país, y se creó un Diplomado de Facilitadores Judiciales, para los funcionarios del Poder Judicial.

Julio Hurtado Jiménez, asesor técnico del Servicio Nacional de Facilitadores Judiciales, de la OEA, expresó que la experiencia de nuestros países ha sido retomada en Paraguay, Panamá, Guatemala, y este año posiblemente iniciarán en Honduras.

“Este programa surgió en Nicaragua después del conflicto bélico, hemos logrado la pacificación, actualmente tenemos 3 mil facilitadores en todo el país, y los Juzgados se han descongestionado”, informó.

En tanto, el alcalde de Chinandega reafirmó su apoyo al programa, como reconocimiento a su importante aporte.

Visitantes motivados

Luis Marvin Macario Xicará, juez de Paz de San Sebastián, Retalhuleu, Guatemala, se mostró contento con la visita a Chinandega y León, y dijo que fortalecerán el programa iniciado hace un año en varios municipios cercanos a la capital guatemalteca.

“Actualmente tenemos 250 facilitadores judiciales, vamos a crecer. Nos agrada cuando se resuelven los problemas entre vecinos para evitar conflictos grandes”, expresó.

Asimismo, Némesis Caballero Castellón, juez de Paz Civil de Tegucigalpa, Honduras, resaltó la importancia de facilitadores judiciales en la resolución de conflictos.