•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Exigimos la legalización de nuestras tierras”, fue la consigna que predominó este jueves por parte de un grupo de toma-tierras que protestaron por varias horas frente a las instalaciones de la delegación de la Procuraduría General de la República, PGR.

Luis Alberto López, de 45 años, era uno de los 150 precaristas que demandaron la legalización de una propiedad municipal en el sector de las praderas del Fortín de Acosasco, y denunció que están siendo amenazados de desalojo por parte del procurador departamental, Pablo Ventura.

“Son tierras que han permanecido abandonadas por muchos años, nadie las ha reclamado, y necesitamos dónde vivir”, afirmó María de la Concepción García, líder comunal y representante de los precaristas de los asentamientos “Marcos Velásquez”, “Tomás Borge” Número 1 y 2, donde se encuentran asentados alrededor de 900 familias precaristas.

A la protesta se unieron familias de otros sectores de toma-tierras de Sutiaba y del reparto San Jerónimo, sin embargo las autoridades de la PGR evitaron brindar declaraciones al respecto.

Según Marco Aurelio Gallo, representante de los tres asentamientos en el Fortín de Acosasco, después de una reunión con (Pablo) Ventura hay un compromiso de que van a legalizar las tierras y que recibirán títulos de propiedad, “debemos tener paciencia y establecer otras coordinaciones para que todas las familias que necesitan dónde vivir sean beneficiadas”, dijo.

En la cabecera departamental de León se registran más de 12 tomas de tierras. Distintos sectores de la población critican la invasión de propiedad estatal, comunal y tierras privadas, situación que se ha agudizado.