•   Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alrededor de un centenar de familias de la comarca Santa Bárbara, situada en kilómetro 274 de la carretera Ocotal-Jalapa, cerraron el paso vehicular para presionar al alcalde Orlando Zeledón para que les responda por un proyecto de agua potable, cuyos recursos supuestamente ya están garantizados para su ejecución.

Los habitantes dijeron que desde hace mucho tiempo se abastecen del vital líquido de arroyos, pero además de no ser apta para el consumo no cubre las necesidades de la población.

William Valladares, concejal del FSLN en el municipio, explicó que la solución para llevar el agua a esa comunidad es compleja, “porque la fuente que se escogió (para abastecerlos mediante el proyecto) está a ocho kilómetros de distancia. Es una quebrada que no tiene el fluido suficiente para abastecerlos”.

La pequeña corriente baja de las serranías de pinares, ahora enralecidos por la irracional explotación maderera, por la afectación que causó el gorgojo descortezador del pino --entre los años 2000 y 2002--, y por los recurrentes incendios forestales.

Valladares dijo que la única opción es perforar un pozo, cuyo sitio ya está ubicado, pero deben esperar por maquinaria porque son escazas en el país. Afirmó que cuentan con los recursos para ejecutar tan importante obra social que requieren los pobladores.

Una comisión de la alcaldía visitó a los protestantes para escuchar su demanda y buscar una solución definitiva.