•   Nandaime, Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unos 398 excañeros que durante décadas trabajaron en el extinto Ingenio “Javier Guerra Báez”, del municipio de Nandaime, en Granada, se plantaron sobre la Carretera Panamericana para exigir a la Procuraduría General de la República, PGR, que termine de entregarles el dinero por la venta de 1,023 manzanas de tierra sobre las que se encuentran algunos restos del complejo industrial y áreas en las que se cultivaban la caña de azúcar y el pasto para el ganado que una vez abundó en el lugar.

La demanda obedece al incumplimiento de un acuerdo firmado en julio de 2009, en el que el Gobierno central se comprometía a entregarles un bono por 3 mil dólares a cada uno de los 4,094 extrabajadores de cuatro ingenios del país, algo que no ha sido cumplido.

“La Procuraduría conformó una directiva supuestamente para que velara por nuestros derechos, pero esas personas se dedicaron a robar todo lo que había, arrasaron con toda la estructura, los equipos y las chatarras. Nosotros le informamos al Procurador y al jefe de la Policía Nacional aquí en Nandaime, pero nunca hicieron nada para evitar el saqueo”, manifestó don Bixberto Antonio Pérez.

Deuda millonaria

El documento suscrito en 2009 refiere que el Gobierno entregaba el ingenio en concepto de abono a una deuda de 122.82 millones de dólares que existía con estos cañeros, y que de no ser cancelada, podría completarse con la entrega de otro bien inmueble propiedad del Estado o con Bonos de Indemnización conforme a la Ley de Endeudamiento y Normativas Financieras, algo que tampoco se concretó.

“Vino un americano a ofrecer 3,700 dólares por cada manzana de tierra y nosotros nos alegramos porque nos parecía un buen precio, pero después esa junta directiva dijo que no se las iba a vender… Al final vinieron vendiendo cada manzana a un precio de 1,900 dólares, demasiado barato, casi regalado”, añadió el señor.

Menos dinero de lo prometido

Tras la venta de las tierras, los cañeros recibieron únicamente 440 dólares y por eso ahora están exigiendo al Gobierno, a través de la PGR, que cancele la deuda personal de los 3 mil dólares.

Don Modesto Antonio Gutiérrez dijo que también están inconformes por el bajo precio en que se vendió la chatarra y algunas estructuras metálicas que estaban en regulares condiciones, “solo nos dieron 1,400 córdobas, y la promesa era de 300 dólares para cada uno”, denunció.

Ayer los demandantes nandaimeños se retiraron de la vía Panamericana luego de ser persuadidos por altos funcionarios de la Policía Nacional, pero advirtieron que la lucha la mantendrán por tiempo indefinido hasta recibir una respuesta satisfactoria.