•   Isla de Ometepe, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de permanecer casi cuatro meses a la espera de su liquidación, Manuel Henríquez Cruz, exfuncionario de la delegación departamental de Rivas, del Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, decidió denunciar públicamente a la entidad del Estado, pues asegura que le está violentado sus derechos laborales al no entregarle lo que por ley le corresponde.

Según el denunciante, fue despedido “injustamente” el 18 de abril del presente año por la Directora General de Recursos Humanos del Marena Central, Marlene Moncada, “y es la fecha y no me entregan mi liquidación, y tengo dos hijos que alimentar y están violentando la Ley Laboral de Nicaragua” señaló en una misiva.

De acuerdo con la versión del denunciante, su error fue autorizar el traslado de madera de Guanacaste, desde la comunidad Las Palmas en el municipio de Altagracia, hasta Moyogalpa.

Según Cruz, la autorización se la otorgó al campesino Felipe Leonardo Hernández porque concluyó que la madera provenía de dos árboles caídos. No obstante, el extrabajador asegura que lo que exige únicamente es que el Marena cumpla con lo que le corresponde como empleador, y solicitó el apoyo de la titular de esa entidad, Juana Argeñal.

El exfuncionario relata que antes de trabajar en Marena permaneció en el desempleo por 14 años, pero el primero de julio de 2010 fue ubicado como coordinador técnico del Marena para toda la Isla de Ometepe.

Al final detalló que al indagar en el Marena sobre su liquidación, le explicaron que su cheque ya estaba desde hace meses en el Ministerio de Hacienda y Crédito.

En tanto, en Marena-Rivas aseguraron que este caso se ventiló directamente en las oficinas centrales del Marena en Managua, y que la causa del despido fue haber autorizado el traslado de madera, algo que según funcionarios de esta entidad es potestad del Instituto Nacional Forestal, mediante la entrega de guías de traslado.