•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el objetivo de proteger el Golfo de Fonseca, la Fundación de Amigos del Río San Juan, Fundar, el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, alcaldes, productores de camarón, caña y maní, acordaron establecer una mancomunidad.

Durante la primera reunión con este objetivo, Norvin Torres, Director de Fundar, informó que la asociación creará un mecanismo financiero para garantizar la estabilidad económica y ambiental de ese recurso natural.

“Será un modelo de gestión ambiental piloto, que servirá de ejemplo a otros países. Cada institución hará su aporte económico para impulsar programas sociales a favor de cientos de familias que habitan en los alrededores del Golfo y del Estero Real, en la educación ambiental y en la producción sostenible”, indicó Torres.

Manifestó que la agrupación recibirá apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, y que con la mancomunidad se enfocarán en conservar las fuentes de agua, restaurar ecosistemas, frenar la contaminación ambiental y sensibilizar a la población en el Golfo de Fonseca y sus subsistemas, como el Estero Real, Apacunca, el Complejo Volcánico Chonco-Casitas-San Cristóbal y el Estero Padre Ramos.

Cabe señalar que, en 2005, Fundar elaboró el Plan de Manejo del Estero Real, el cual será actualizado junto a Marena.

Por su parte, Presentación Rodríguez, delegado departamental del Marena, explicó que programarán reuniones con productores de caña, camarón, maní, ajonjolí y pescadores “para que hagan sus aportes financieros, y no solo se explote el recurso, sino que contribuyan a ejecutar una serie de proyectos a favor de los comunitarios”, indicó.

Afirmó que estos proyectos podrían ser granjas porcinas, panaderías, producción de miel de abeja, reforestación, protección de incendios forestales”, entre otros.

Sitio económicamente importante

El funcionario dijo que actualmente el Golfo de Fonseca aporta a la economía nacional US$220 millones, por lo que hay que protegerlo.

Elisa Marenco, Coordinadora de la Dirección General de Áreas Protegidas del Marena, expresó que antes que concluya 2012 tendrán los primeros frutos con la mancomunidad.

Añadió que continúan trabajando para convertir al Golfo de Fonseca en una Reserva de Biosfera, que tendría un reconocimiento internacional por constituir un área de paz y desarrollo de Honduras,

El Salvador y Nicaragua.