•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Apagados y sin el menor indicio de que serán reactivados, lucen los tres semáforos que en 2006 fueron instalados en puntos críticos de Rivas, bajo la administración municipal de René Martínez como respuesta al aumento del parque vehicular y de los accidentes de tránsito.

Los semáforos usados, llegaron en calidad de donación de parte de la Alcaldía de Managua en ese tiempo, con Dionisio Marenco al frente.

Uno fue instalado en el tramo de la Carretera Panamericana frente al Instituto Nacional “Rosendo López”, con el objetivo de dar seguridad a centenares de alumnos que se movilizan en la zona.

Otro fue colocado en la esquina sur-este de la Policía de Rivas y el tercero en la esquina del mercado.

Su activación fue todo un suceso en Rivas, pues los lugareños lo percibieron como una señal de progreso, pero al año dejaron de funcionar “y ahora nadie los alza a ver”, comenta Ramiro Balmaceda, cambista en esta ciudad.

Recuerda que el semáforo en la esquina del mercado, donde usualmente trabaja, fue celebrado por comerciantes y conductores pues esperaban verle fin al desorden vehicular. “Porque en esta esquina nadie sabe quién tiene el Alto, o la preferencia, y se calcula que al día circulan unos mil vehículos por acá”, indicó.

La percepción de los conductores es que los semáforos cuando llegaron a Rivas ya habían alcanzado su vida útil en la capital.

El comisionado Roberto Gaitán Hodgson, jefe de la Policía de Tránsito de Rivas, también considera que los semáforos eran realmente viejos y asegura que consumían demasiada energía.

También piensa que Rivas requiere al menos dos, para regular el tráfico vehicular, y señala que uno de ellos debe ser instalado en el sector sur-este del mercado.

El taxista Luis Urbina explica que en ese punto y hasta la rotonda “se parquean donde quieren, hay circulación fluida de triciclos, moto-taxis, buses y vehículos particulares y además está el Colegio Santo Domingo, lo cual provoca embotellamientos a la hora de entrada y salida de los alumnos”, expuso.

De acuerdo con el comisionado Gaitán, la flota vehicular de Rivas ha crecido hasta 20,600, de los cuales 9,500 son motocicletas.

El comisionado Gaitán señala que dos semáforos, programados para hacer cambios cada 18 segundos, aliviarían el caos vehicular en las principales arterias viales de la ciudad, “porque de lo contrario se harían grandes filas de furgones, como por ejemplo entre la rodonda y el sector del Instituto ‘Rosendo López’”, aseguró.

Semáforos eran problema, según concejala

Al consultar a la concejala Geraldine Núñez, sobre el futuro de los semáforos en Rivas, manifestó que el gobierno municipal que asumió en enero de 2009, recibió los semáforos inactivos y que la información que recabaron al respecto es que más bien causaban atrasos sobre la Carretera Panamericana y eran un problema.

El concejal Harry Ibarra expuso que esos semáforos ya no tenían reparación y que pretenden hacer gestiones para instalar nuevos semáforos, pero no mencionó un proyecto en concreto.