•   Pantasma, Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Promover la alimentación sana y el uso de materia prima libre de químicos, llevó a las autoridades municipales de Santa María de Pantasma, Jinotega, a aprobar una ordenanza en la que insta a la población y a las propias autoridades a fomentar el uso de semillas criollas y no transgénicas que perjudican la salud.

El artículo 9 de dicha ordenanza señala que dicho municipio es considerado “libre de especies transgénicas”, por lo tanto, no se va a autorizar ningún tipo de actividad con ninguna especie o variedad de semillas que hayan sido alteradas químicamente.

Si se da el caso, expresa qaue funcionarios, productores y población tendrán que pagar una sanción por los daños totales que se ocasionen con estas especies. Según el ingeniero Harold Calvo, coordinador de la campaña “Semillas de Identidad”, lo que se busca es promover el uso de productos criollos, pero asegura que falta realizar un inventario de los recursos naturales y productivos con los que cuenta la localidad.

“Declarar el territorio ‘libre de transgénicos’ es un enorme compromiso, hay que crear una serie de mecanismos de control, de análisis. Se tienen que ir preparando las condiciones técnicas y jurídicas para identificar todas esas especies transgénicas”, explicó.

Por su parte Marvin Zamora, presidente del Concejo municipal, señaló que espera que la administración que asuma a partir de enero de 2013 cumpla y complete esta ordenanza. Una de las productoras y lideresas de comunidad de la zona, María Elena Picado, aseguró que ya habían comenzado a cultivar sus parcelas con semillas criollas, pero siempre hay quienes prefieren sembrar con granos transgénicos.

Pese a que la mayoría de los cooperantes se han retirado del país, en este municipio, para la ejecución de acciones como el uso de semillas criollas, se mantiene un financiamiento de Actionaid Dinamarca, que complementa las acciones de las autoridades con fondos para obtener el capital semilla.