•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Don Francisco Solórzano Gómez, habitante de la calle La Calzada, ha perdido la cuenta de las veces que ha pedido ayuda a las autoridades del Ministerio de Salud y a la Alcaldía de Granada para clausurar un manjol que constantemente pone en riesgo el bienestar de los granadinos que viven en esta turística calle.

Ha denunciado el rebasamiento de las aguas de este hoyo, que provoca la exposición de heces fecales y aguas putrefactas en el empedrado, sobre el que caminan miles de visitantes extranjeros.

El manjol está ubicado en una popular intersección, por donde funcionan decenas de establecimientos turísticos y un instituto público, cuya población estudiantil es de 1,600 alumnos. Familias afectadas han denunciado que el problema se origina por la conexión de algunos de estos establecimientos, cuyos propietarios descargan sus aguas negras hacia el manjol.

“Lo que sucede es que cuando sus sumideros ya están llenos, algunos de ellos se conectan hacia el manjol, y eso se rebasa inmediatamente, porque en este momento no está capacitado para recibir aguas negras. Es una gran irresponsabilidad, y el Ministerio de Salud no ha podido darnos una solución desde inicios del año 2010”, manifestó una perjudicada que pidió el anonimato.

Para evitar que la suciedad siga corriendo, Solórzano se ha tomado la responsabilidad de sacar dinero de su bolsa para sellar el hueco con cemento, aunque expresó que la solución es momentánea.

“El problema debería atacarse desde la raíz: desde la agilización del proyecto de alcantarillado sanitario que está detenido desde hace varios años, y que lo seguimos esperando, porque aquí no existe ese servicio”, dijo.

El afectado se refiere al megaproyecto denominado “Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado Sanitario y Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de la Ciudad de Granada”, que desde 2008 impulsa la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

Es una ambiciosa obra de US$28,950,000, financiada por el banco alemán KFW, el gobierno de Japón y una contrapartida de Enacal.

Beneficios para 133,000 habitantes

La inversión tiene como propósito mejorar la calidad del servicio de agua potable para unas 133,000 personas que se proyecta vivan en la zona urbana de La Gran Sultana para 2020. El asesor del proyecto, Sergio Tercero Talavera, explicó que esto implica la instalación de por lo menos 25 kilómetros de tubería nueva en la ciudad.

Simultáneamente, habrá una población de 87,000 habitantes beneficiados con las obras de alcantarillado sanitario, incluyendo a aquellos que ya gozan de infraestructura, cifra que representa el 65% de la población estimada para 2020, y que está asentada en sitios periféricos y céntricos, como la calle La Calzada, que enfrenta graves problemas sanitarios. El total de tubería contemplada específicamente para estas obras es de 54 kilómetros.

“Para el año 2020 queremos evitar que sigan lanzando al lago Cocibolca aproximadamente 9,000 metros cúbicos de aguas servidas cada día sin ningún tratamiento, que de otro modo continuarían descargando por los cauces que atraviesan esta hermosa ciudad”, declaró el asesor.

Parado por mal cálculo

El proceso de licitación debió arrancar desde 2008, pero el presidente ejecutivo de la entidad, Ervin Barreda, manifestó que aunque el financiamiento inicial estuvo disponible desde entonces, el proceso no inició porque los costos totales de las obras resultaron ser mayores a los estimados. “Únicamente pudimos lograr acuerdos en la negociación del Lote 2, correspondiente a las obras de tratamiento, lo cual ya fue contratado, y las obras iniciaron en junio de 2012”, dijo.

Enacal tuvo que buscar financiamiento adicional de Japón y recurrió a un préstamo del KFW, que ya había ofrecido una fuerte partida en carácter de donación.

Prometen avances para 2014

Recientemente inició el proceso de licitación de las obras de expansión de la red de alcantarillado sanitario (Lote 1) y de las obras de rehabilitación y mejoramiento del sistema de distribución de agua potable (Lote 2).

Los funcionarios expresaron a un grupo de granadinos, reunidos en el centro cultural Antiguo Convento de San Francisco, que la fecha probable de la finalización de esas obras es diciembre de 2014.

Ahí, el ambientalista Julio Cano Romero reconoció la voluntad gubernamental de recuperar el valor histórico y cultural de las calles granadinas, pero, además, los instó a no olvidar el estado de colapso en que vive el basurero municipal La Joya, localizado sobre la carretera a Nandaime. Tercero y Barreda insistieron en que además de llevar mejoras a la vida cotidiana, esperan que Granada haga mejor uso del recurso agua y de su majestuoso lago Cocibolca.


Fondos
Donación KFW    US$16,125,000
Préstamo KFW    US$5,625,000
Donación Japón    US$ 5,000,000
Contrapartida Enacal    US$2,200,000
Total:    US$28,950,000