•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

León está viendo aparecer a cuentagotas las mejoras que prometen resaltar la majestuosidad de su más valiosa estructura colonial, como parte del proyecto de revitalización del entorno de la Basílica Catedral de León, “Patrimonio Mundial de la Humanidad”, que arrancó en junio, con retraso de cinco meses.

Según las previsiones, los trabajos no podrán ser terminados en el plazo fijado, pero el problema no se limita a la lentitud con que avanzan, sino al serio impacto que eso tiene en la economía local: los comerciantes están desesperados alegando pérdidas en sus ventas y la Alcaldía reporta un bajón del 50 por ciento de sus recaudaciones, que hasta los obligó a paralizar varios proyectos sociales.

Según explican, en los retrasos han influido tanto factores climáticos como una serie de situaciones técnicas, no previstas durante la formulación del proyecto.

Los más quejosos son los comerciantes que fueron reubicados en áreas públicas y aledañas a la Plaza y Parque Central, porque aseguran estar registrando pérdidas económicas y hasta hablan del cierre de sus negocios.

Se caen recaudaciones

Al retraso en la ejecución del embellecimiento de la joya arquitectónica leonesa también le achacan las pérdidas millonarias producto de la caída en las recaudaciones. Hablan de hasta un 50 por ciento menos de la meta establecida, en los últimos dos meses.

Mario Balladares, gerente de la municipalidad, confirmó que varias obras de infraestructura tuvieron que detenerse porque serían financiadas con fondos locales.

Dijo que no han podido comprar el cemento ni pagar los costos operativos de “proyectos de adoquinado que teníamos de arrastre del año anterior, que pensábamos culminar ahorita y que están detenidos en el sector este y sureste de la localidad”, detalló.

Impulsarán plan para recuperar cartera

Señaló que desde junio que arrancó el proyecto en el entorno de la Catedral, “fue clausurada la entrada principal del edificio edilicio y se tuvo que acondicionar otros salones para ubicar el área de Cobranza, y creemos que toda esta incomodidad ha repercutido en (la baja en) las recaudaciones”, comentó.

El funcionario informó que planean contrarrestar el problema instalando Cajas Móviles, a las que puedan acceder con mayor comodidad los contribuyentes.

Sostuvo que por primera vez, “en los últimos cuatro años han experimentado una baja en las recaudaciones”, detalló. Según Balladares, la meta de recaudación de agosto era de 15 millones de córdobas, pero solo cuentan con 7 millones.

Agregó que aunque los meses de julio, agosto y septiembre tienen un promedio de recaudación del 70%, la situación es que, sin embargo, tenemos bajas.

Trabajos se extenderán

Al ser consultado sobre la situación, el Obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Róbelo, advirtió que las fiestas de La Purísima, Navidad y Año Nuevo, que se desarrollan en el Centro Histórico leonés, afectarán la ejecución de la obra.

“Todos sabemos que los trabajos del proyecto de revitalización tenían que haber comenzado desde principios de este año, sin embargo, ya vemos que nos están sorprendiendo todas estas fiestas (La Gritería, Independencia de Centroamérica, fiestas patronales) y mi temor es que incluso lleguen estos trabajos al período de las fiestas de fin de año”, afirmó el prelado.

La primera fase del proyecto de revitalización comprende el soterramiento del cableado aéreo en las dos manzanas alrededor del templo católico, rehabilitación de la Plaza y Parque Central, así como el mejoramiento del ornato.

En estos trabajos se invertirán US$700,000 aportados por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo, Aecid, y ejecutados por el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, y la colaboración de la municipalidad.

Fallaron proyecciones

Fabiola Saravia, Directora de Patrimonio y Desarrollo Urbano y Responsable del Proyecto de Revitalización por la Alcaldía, comentó que para avanzar en la obra hicieron coordinaciones con la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, y se procedió con el zanjeo, instalación y reemplazo de tuberías que ya tienen alrededor de 50 años.

Según Saravia, desde un principio existía un diseño para el soterrado del cableado eléctrico, telefonía, televisión por cable y otros servicios, elaborado por la empresa distribuidora de energía, pero en la ejecución fue necesario replantear lo proyectado, por la ubicación de transformadores y medidores de los inmuebles, todo esto retrasado, aseguró.

Proyecto de fecha en fecha

El proyecto debió iniciar en noviembre de 2011, pero la negativa de unos 80 comerciantes a dejar la Plaza y Parque Central obligó a mover la fecha a enero de este año. Finalmente arrancó con mucho optimismo en junio, para concluir en cuatro meses, pero a pesar de los esfuerzos, ya se habla de que será concluida un mes y medio después de lo previsto.

“Hay un mes y medio de retrasos en la ejecución de la obra, y eso significa mucho, es para que los avances en la Plaza estuvieran conformados, pero esto no depende de una institución sino de distintos autores”, admitió Saravia tras mencionar que evidentemente debido a estos retrasos, el presupuesto general del proyecto se va mermando y la situación es “preocupante”.

Estudios ambientales, otro "pegón"

El remozamiento de la Catedral también fue obstaculizado por grupos ambientalistas cuando conocieron que se eliminarían más de 50 árboles de la zona intervenida.

De acuerdo con Fabiola Saravia, el proceso de colocar los árboles o sustituirlos se ha alargado aún más porque recibieron recomendaciones de parte de especialistas medioambientales, de que primero tienen que efectuar un estudio de suelo, para posteriormente proceder con la siembra de árboles, y que en un futuro no se tenga que talar árboles por enfermedad o por las características de sus raíces, que puedan dañar la nueva infraestructura.

Augusto Marcos Somarriba, ambientalista y miembro del Proyecto Sociológico de la Red Ambiental “Fusión Verde”, cuestionó los mecanismos utilizados por la Comisión Ambiental Municipal, y calificó la tala de árboles como un crimen.

“Estamos conscientes de que se pueden talar los árboles cuando se realizan estudios de impacto ambiental y se pretende realizar obras de progreso, pero la decisión de la tala debe tomarse a través de criterios, y aquí no hay un estudio detallado que demuestre el estado de salud de cada árbol talado”, detalló Somarriba, quien comentó que, debido a la presión ciudadana, los 27 árboles talados serán replantados.

Comerciantes inquietos

Una vez finalizado el proyecto de revitalización del entorno de Catedral, se prevé iniciar la construcción de kioscos para comerciantes, sin embargo existe incertidumbre al respecto entre el gremio.

Yadira del Socorro Chávez, del Sindicato de Comerciantes 26 de Agosto, suma años vendiendo bebidas en el Parque Central, y sostiene que desde que fueron reubicados en la Cancha 23 de Julio, a escasos metros del Parque, experimentan una importante baja en sus ventas, incluso hay comerciantes que han cerrado sus tramos y abandonado el lugar.

“Me siento mal porque las ventas se han bajado, además estamos preocupados porque tenemos información de que no vamos a regresar al Parque (Central), somos más de 80 comerciantes y todos tenemos la promesa de que tendremos un kiosco digno para ganarnos la vida”, manifestó Chávez, quien recientemente se reunió con Luis Morales, codirector del Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, quien les garantizó la reubicación.

Aurisolda Cajina Mejía, de 75 años, comerciante de artesanías en la Cancha 23 de Julio, también ansía el traslado “porque las ventas están malas, pero la necesidad lo hace a uno estar aquí, esperamos que nos ubiquen pronto”, señaló.