•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cumpliendo con la tradición, la imagen de San Jerónimo hoy será bajada de su trono en el altar mayor de la iglesia que lleva su mismo nombre, para ser “entregada” a su pueblo.

Anualmente, centenares de masayas son testigos de este acontecimiento que marca el inicio de las fiestas patronales más extensas del país.

Tras una solemne misa, San Jerónimo a partir de hoy quedará formalmente en manos de este pueblo que durante tres meses desarrolla una serie de actividades. Cumpliendo con los formalismos, las autoridades eclesiásticas entregarán el Santo al mayordomo de las fiestas, el alcalde Félix Trejos.

El acto se sella con el estallido de cohetes, bombas y al son de chicheros que ponen a bailar a los promesantes alrededor de su patrono, que ya entre el pueblo lo llaman “Tata Chombo”.

Este día es costumbre que Masaya haga gala de sus más arraigadas tradiciones culturales, entre las que resaltan la danza y sus peculiares atavíos.

¿Quién era San Jerónimo?

Eliseo Ramírez, director de la Casa de Cultura de Masaya, afirmó que existe referencia histórica de que San Jerónimo --Eusebius Hieronymus Sophronius--, nació en el año 342, en Stridón, una ciudad en la provincia romana hoy Croacia.

Sus padres, desde muy joven lo enviaron a estudiar a Roma, donde destacó por sus conocimientos del latín, aprendió hebreo por lo que en el año 382 le encomendaron traducir la Biblia. Su vida fue entregada a la fe cristiana, pero aunque se ordenó como sacerdote, no quiso celebrar misa porque se sentía impuro para tocar el cáliz.

Falleció a los ochenta años de edad, el 30 de septiembre del año 420, en Belén. Sus restos reposan en la Basílica de Santa María, en Roma.

San Jerónimo gobierna Masaya desde hace más de 155 años.

Según las referencias históricas, a este santo muchos aseguraron haberlo visto en las trincheras de guerra asistiendo a los heridos, en la llamada Ciudad de las Flores, en 1856, 1912 y 1979.

Fiesta oficial, 30 de septiembre

El director de la Casa de Cultura mencionó que el 30 de septiembre, día del santo patrono, esperan que promesantes de diferentes ciudades visiten la iglesia para agradecer por los favores recibidos.

Sin embargo, la octava, que es el 7 de octubre, es de celebración para los masayas a la que también se suma San Miguel. Reynaldo Molinares, coordinador de la Cofradía de San Miguel, explicó que en tiempos cuando la comunicación terrestre era complicada, a veces los obispos viajaban para celebrar a los dos santos.

“San Miguel acompañaba a San Jerónimo a escuchar misa en la iglesia de Nuestra Señora de La Asunción y después se regresaba a la iglesia de San Miguel, pero ahora lo acompaña ocho días”, indicó el coordinador de la Cofradía de San Miguel.

Actividades religiosas

Al mediodía de hoy se rezará el santo Rosario, seguido de una solemne misa presidida por monseñor Miguel Mántica, vicario pastoral de la Arquidiócesis. Posteriormente, es la bajada y procesión de San Jerónimo. Mañana inicia el Novenario en honor al patrono de los Masayas.  A las 6:30 de la mañana se celebrará misa a favor de las familias, por los niños, por los pobres, por los médicos, por los desempleados y por los enfermos de Masaya.
El 30 de septiembre es la celebración de misa solemne a las 10:00 am, a cargo del arzobispo Leopoldo Brenes. Se hace un recorrido por la iglesia La Asunción, donde habrá una pequeña liturgia resaltando la figura de San Jerónimo.
El día de la octava, 7 de octubre, misa a las 8:00 am, presidida por monseñor Silvio Báez.