•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Extraer suficiente agua o disponer de un hidrante para sofocar un incendio de grandes dimensiones, sería el principal obstáculo que tendrían los miembros del Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Rivas, si ocurriera una eventualidad semejante.

El sector del mercado municipal y en las cercanías de las estaciones de combustibles, donde también funciona la planta de la empresa Tropigás, son los puntos que más preocupan a los apagafuegos locales.

Según el Comandante del Cuerpo de Bomberos rivense, Julio Áreas, el problema radicaría en que en esos puntos no existen hidrantes. Parte de los nueve hidrantes que se instalaron hace más de 35 años, ya no funcionan y los restantes tampoco son garantía, “por lo que a la hora de un incendio en el mercado o en el sector de las gasolineras nos veríamos en serios apuros”, advierte Áreas.

En un informe, los Bomberos señalan que cuatro de los nueve hidrantes de Rivas ya solo están de adorno. En el hierro ya viejo por el paso de los años aún se lee que fueron instalados entre 1969 y 1974.

Los que aún funcionan son el de la entrada del museo de Rivas, en el costado suroeste del Centro de Salud “Mannin Renner Reyes”, en el Parque Central, otro en el barrio “Juan Bautista Rivera” y el que se ubica al lado del edificio de los Bomberos, que es el que más utilizan.

De acuerdo con Áreas, la ciudad ha crecido y necesita disponer de dispositivos para sofocar un incendio oportunamente.

Según sus valoraciones, en el sector del mercado se deberían instalar cuatro hidrantes, y otros dos cerca de las estaciones de combustible que en Rivas se ubican desde la rotonda hasta llegar frente a la entrada del Instituto “Rosendo López”.

Puntos prioritarios

“También hay barrios en los que sería conveniente instalar hidrantes, tales como en el barrio ‘Gaspar García Laviana’, el Fátima, ‘Pedro Joaquín Chamorro’, ‘San Francisco’, La Puebla e incluso en la misma frontera de Peñas Blancas”, sugirió Áreas. La carencia de hidrantes también la reconoció el gerente de la gasolinera Uno La Concha, Justo Jiménez, quien considera que un siniestro en la zona de las gasolineras sería trágico por la cantidad de personas y vehículos que por allí circulan.

Mercado es “bomba de tiempo”

En tanto, don Pedro Romero, propietario de un tramo del mercado rivense, aseguró que en el período edilicio de Noel Selva (1996-2000), una comisión de comerciantes solicitó a la municipalidad que hiciera gestiones para instalar un hidrante en la zona norte y otra en el costado sur, pero no dio frutos.

“Hicimos esa solicitud porque sabemos que aquí es una bomba de tiempo a la hora de un percance, porque las calles de acceso están obstruidas, a veces ni el peatón puede transitar porque no hay orden, y sin hidrantes estamos desarmados ante cualquier siniestro”, afirmó Romero.