•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El reloj marcaba exactamente las 2:00 pm, cuando los cofrades comenzaron a bajar la imagen de San Jerónimo, patrono de los masayas, marcando así el inicio de las fiestas patronales más largas del país.

Entre la multitud estaba doña Floricelda Romero Ñamendi, de 85 años de edad, quien no registra en su memoria desde cuándo se rinde a los pies de “Tata Chombo”.

Su progenitora inculcó en ella la devoción que le profesa, y es un ejemplo del traspaso generacional de esta tradición que distingue a Masaya y que atrae a cientos de personas desde otros puntos del país.

La bajada del patrono de los masayas fue presidida por monseñor Miguel Mántica, quien exhortó a celebrar sin excesos paganos, la fiesta de San Jerónimo.

“Pienso que la alegría es buena, pero no debemos dejar tampoco que se mezcle con otros elementos que no son propios de la alegría cristiana, cuando ya esto se vuelve degenere”, mencionó el sacerdote.