•   Bonanza, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el Caribe nicaragüense los comunitarios están resolviendo la falta de acceso a agua de calidad que históricamente han padecido.

Es el caso de Unión Venus, una comunidad del municipio minero de Bonanza, donde las mujeres se echaron al hombro la responsabilidad de garantizar el agua a sus familias.

Verlas cargar baldes en busca del líquido para cocinar o lavar era diario, pero se cansaron y decidieron organizarse en un Comité de Agua Potable y Saneamiento, CAPS, para buscar el apoyo técnico y financiero.

Lograron su objetivo y ahora más de 56 familias tienen acceso a agua, según contó Fátima Luna, coordinadora del CAPS.

El proyecto de la comunidad de Unión Venus, es parte del Programa Conjunto de Gobernabilidad del Sector Agua y Saneamiento en el Caribe, el cual se implementa desde hace tres años en Waspam, Bonanza, Rosita, Prinzapolka, La Cruz de Río Grande, Laguna de Perlas, El Tortuguero y la desembocadura del Río Grande de Matagalpa.

Proyecto en 45 días

“Cuando nos dijeron que el Programa Conjunto de Gobernabilidad Económica del Sector Agua Potable y Saneamiento, proporcionaría los fondos, y que teníamos 90 días para instalar la tubería, decidimos también agarrar palas y piochas para darnos a la tarea de zanjear e instalar los tubos lo más pronto posible. El resultado fue que en 45 días ya estaban las tuberías instaladas en nuestra comunidad esperando el vital líquido”, relató la líder comunitaria.

La inversión en la obra que beneficia a más de 400 personas, fue de C$1.6 millones, de los cuales la comunidad aportó C$296,000.

El proyecto fue ejecutado por la Alcaldía de Bonanza con fondos del Programa Conjunto Gobernabilidad Agua y Saneamiento de los Fondos de Desarrollo de los Objetivos del Milenio, que se ejecutan en el Caribe nicaragüense, mediante el financiamiento del Gobierno de España a través del Fondo para el logro de los Objetivos del Milenio.