•  |
  •  |
  • END

JUIGALPA
Como un proyecto piloto surgió la oficina municipal de atención a la pequeña y mediana empresa OMAM, y después de tres años se recogen los primeros frutos: la organización de seis cooperativas y la entrega de veintiocho créditos.

Regina Alvarado, quien estuvo al frente de esta oficina desde sus inicios, señaló que todo surgió como una necesidad de aglutinar a los diferentes actores de desarrollo del municipio y crear las condiciones para su expansión.

En un inicio contaron con el apoyo de Centromype y el fondo del gobierno de Holanda, quienes financiaron la instalación de la oficina y se la entregaron equipada a la municipalidad para la continuación del proyecto.

Censo y diagnóstico
Como primer paso se realizó un censo para determinar todo los actores radicados en la localidad: comercio, microempresas y talleres. Seguido se hizo un diagnóstico para valorar sus condiciones de trabajo y las principales necesidades.

Pero el desarrollo de la oficina se logró gracias al apoyo del proyecto Progestión del gobierno de Finlandia, que decidió apoyar esta iniciativa de desarrollo económico local que impulsaba Juigalpa y además extendió la apertura de cuatro oficinas más en Acoyapa, Santo Tomás, Boaco y Santa Lucía. Hoy en día ya existen oficinas en los 10 municipios de Chontales, los seis de Boaco y cuatro de la RAAS.

En el caso de Juigalpa se cuenta con Cooperativas de ahorro y crédito, de artesanos diversos, de madera, textil-vestuario, panificadores y de artistas, y están en proceso de conformación la cooperativa del maíz y la de constructores, aglutinando a 250 pequeños empresarios.

Capacitación en marketing
Para mejorar su producción y formación se les capacitó en marketing, manipulación de alimentos, atención al cliente, como lograr ser proveedores del Estado, asociatividad (cooperativas y redes), uso de tecnología, de insumo y maquinaria y lograron la conformación del Comité de Gestión Empresarial.

La OMAM cuenta además del presupuesto que da la municipalidad para su funcionamiento, con un aporte anual de más de 250 mil córdobas que otorga Progestión, que utilizan para un fondo de crédito revolvente garantizando un crédito entre tres mil y cinco mil córdobas a un plazo de seis a 18 meses, el único requisito es estar organizado y ser parte de la oficina.

Artesanos contentos
La artesana Vilma Castellón valora de positivo el aglutinamiento que ha efectuado OMAM, ya que el apoyo ha sido incondicional, proporcionó un local permanente para la comercialización de sus productos en el kiosco del parque, ha otorgado capacitación y préstamos y creó el local del parque regional de ferias, que les ha permitido comercializar sus productos sin intermediario y presentar sus trabajos de creatividad a toda la población.

Castellón señala que por la situación del país, es difícil que el artesano diga que va a vivir de sus productos, pero la conformación de la cooperativa con diferentes artesanos les ha permitido diversificar sus ventas y hacer exposiciones más surtidas porque se elabora artesanía en cuero, típico de la zona, en barro, en tusa, en fomi, papel, bisutería y bordado.

Su principal meta es patentizar sus productos y están siguiendo los pasos para lograrlo, principalmente en la artesanía de barro de la pichinga que ya está caracterizando a Juigalpa, porque este municipio la elabora y comercializa y es un producto que representa la producción láctea de la zona.

Los artesanos consideran que estar aglutinados les ha proporcionado las puertas del éxito porque están comenzando a ser reconocidos, han mejorado su comercialización y además participan en ferias.

De igual forma se expresan los de madera- muebles, textil –vestuario, bares y restaurantes, metal-mecánico y los panificadores, quienes valoran de positivo el apoyo de la oficina municipal OMAM, e instan a los entes gubernamentales a seguir este ejemplo y hacer esfuerzos en conjunto para continuar con el desarrollo de estas pequeñas empresas, que son las principales creadoras de empleo en las localidades.