•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace nueve años en León se instalaron seis semáforos o reguladores de tránsito en las principales intersecciones de la cabecera departamental. No corrió mucho tiempo para que dejaran de funcionar por falta de mantenimiento y pese al incremento del parque vehicular, las autoridades de la Alcaldía y de la Policía se han olvidado de reactivarlos.

El taxista Elías Gómez, de 45 años, dice que los semáforos quedaron en el recuerdo de los leoneses, así como ocurrió con el ferrocarril, del cual solo quedó el antiguo edificio.

“Todos los semáforos están inservibles por la falta de mantenimiento y lo peor es que las autoridades no se preocupan por repararlos o reemplazarlos, muchos accidentes podrían evitarse si contáramos con una buena cobertura de señales viales, semáforos y mayor presencia de agentes de tránsito en las calles”, criticó Gómez.

Al igual que los dueños de automotores, la profesora Esperanza García, de 45 años, habitante de El Calvario, opina que la Alcaldía, Policía, Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, y otras instancias como el Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, deben buscar la reactivación o reemplazo de los semáforos, para evitar accidentes.

Esta necesidad también la reconoce el segundo jefe de Tránsito de la Policía de León, Cristian Hernández, aunque apunta que “se necesita una buena inversión para rehabilitarlos, es un problema que la Alcaldía debe resolver”, comentó el jefe policial tras mencionar que tienen identificados al menos 10 intersecciones o puntos críticos por la ocurrencia de accidentes, que permanecen saturados en las horas pico, y que ameritan la instalación de semáforos.

Quedaron de adorno

Los semáforos en mal estado aún se aprecian en la esquina del desaparecido Banco Nicaragüense, Banic, en el barrio Sutiaba, así como en la esquina opuesta al Parque La Merced, en la antigua Proquinsa y en la esquina de Enel. También se observan restos de semáforos en la entrada principal a los barrios de los poetas o esquina del Laboratorio Divina en el popular “by pass”.

La Policía registra un parque vehicular superior a los 31,000 vehículos, de los cuales se contabilizan 19,000 particulares, 765 taxis, 565 buses de transporte urbano, 11,000 motocicletas y más 10,000 bicicletas. Según el Fomav, a diario circulan 20,000 automotores en la carretera “by pass”. Para regular todo ese movimiento urgen dispositivos electrónicos de control de tránsito.

Por su parte Francisco Jarquín Guido, director de Obras Públicas de la Alcaldía, comentó que debido al incremento del parque vehicular, es necesario reactivar los semáforos en el casco urbano y sobre el by pass, “necesitamos que el gobierno local apruebe dentro del presupuesto del próximo año, al menos C$250,000 para reactivar los semáforos, y otros C$250,000 para brindarles mantenimiento, porque son equipos sensibles, que requieren atención”, refirió.

El funcionario destacó que este año, a través del proyecto de señalización vial y el respaldo de la empresa privada y los Amigos de la Policía de León, se instalaron 250 señales verticales en el Centro Histórico de la ciudad, sin embargo, para instalar otras 250 señales y cubrir todo el casco urbano y sus periferias, se necesitan fondos.