Ingrid Duarte
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Pronto, quienes caminen por los alrededores del antiguo edificio de estilo neoclásico donde funciona el Mercado Municipal de Granada, dejarán de exponerse al riesgo de tropezar con los improvisados puestos de ventas que los comerciantes han instalado sobre las calles adyacentes, y ya no correrán peligro de ser atropellados por los vehículos del transporte colectivo y selectivo, según informó el gerente del mercado, Domingo Salazar.

De acuerdo con Salazar, la Alcaldía está impulsando una jornada de ordenamiento de tramos en la parte externa del inmueble, para evitar que continúen instalándose en sitios inadecuados. En la inspección, las autoridades identificaron uso de aceras y usurpación de espacios privados, situaciones que pronto deberán corregirse, señaló Salazar.

“Es una tarea difícil, porque el mercado tiene muchísimos años de estar excedido, hay comerciantes que se van tomando más espacio hacia la calle, después los demás hacen lo mismo y es complicado frenarlo”, apuntó.

Sin embargo, el funcionario aseguró que la municipalidad está decidida a continuar con el proceso de ordenamiento. Dijo que primero harán el llamado verbal correspondiente, pero de encontrar resistencia podrían hasta cerrar negocios.

Comerciantes inconformes

Vendedores que la mañana del miércoles escuchaban las recomendaciones del gerente, se mostraron inconformes con el cambio de lugar, porque --según dicen-- el sitio que les proponen para reubicarlos está alejado del movimiento de compradores.

“Nosotros reconocemos que es necesario que haya orden para que podamos trabajar, pero no es bueno que nos quiten de los lugares donde hemos estado durante muchos años, deberían apoyarnos”, expresó Johana Centeno, comerciante de verduras.

Doña Adeyada Dávila, vendedora de carne de pollo, tampoco quiere mudarse. “En este lugar yo tengo buenas ventas y si me quitan, voy a perder mi clientela”, dijo.

Salazar agregó que la iniciativa surgió de la preocupación de la Alcaldía, la Policía Nacional y los Bomberos, sobre la necesidad de “limpiar” el mercado a fin de estar preparados para enfrentar desastres naturales o de cualquier otra índole.