Mercedes Sequeira
  •   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades policiales de Chontales ordenaron el cierre definitivo de cinco de 18 discotecas, tras determinar que no prestaban las condiciones requeridas para brindar ese tipo de servicio.

A los dueños de los negocios les permitieron seguir funcionando bajo el compromiso de que en un plazo de seis meses inviertan en las condiciones acústicas de los locales para que la música no afecte a quienes habitan en los alrededores, informó el jefe de Seguridad Pública de la Policía del departamento, comisionado Efraín Sevilla.

Los negocios cerrados son El Mirador y Acrópoli en el municipio de Santo Tomás; Nefertiti y Queliti, en el poblado de Campana, Villa Sandino; así como El Torito, en Santo Domingo y La Posada, en Cuapa.

Advirtió que mientras los dueños de estos negocios no apelen y se comprometan a realizar una mejoría la medida no será revertida.

Sobre la orientación de la Policía a instalar detectores de metal y contratar a personal de seguridad, Paola Sheng, dueña de una discoteca, dijo que no tiene capacidad económica para cumplirla.

El compromiso que están adquiriendo para brindar seguridad a quienes visiten sus negocios es la compra de detectores de metales portátiles, así como la contratación de personal de vigilancia.

Sergio Figueroa, dueño del restaurante y discoteca La Quinta, en Juigalpa, también se comprometió a comprar los detectores de metal móviles para evitar desgracias.

Figueroa manifestó que su negocio tiene 36 años de operar, “con dificultad”, debido a los altos costos de los servicios básicos que tiene que pagar, indicó.

La Policía de Chontales les dio un mes para que cumplan con las medidas de seguridad orientadas.