• Granada, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En la comunidad rural Los Bermúdez, del municipio de Diriomo, en Granada, habitan unas 75 familias de escasos recursos económicos que durante 15 años tuvieron que levantarse a la una de la madrugada para garantizarse el agua.

El joven Norlan Bermúdez dice que el vital líquido les llegaba entre la una y cuatro de la madrugada, y quienes no recogían en ese lapso ya no tenían oportunidad de abastecerse.

“A nosotros nos abastecía un pozo que está instalado en la comunidad Caña de Castilla, el problema es que el servicio lo ponían tres veces a la semana en un horario complicado: desde la una hasta las cuatro de la madrugada. Después teníamos que rebuscarla por otro lado”, relata.

El delegado departamental de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, Ervin Baca Martínez, señala que esa situación se debía a la limitada capacidad del pozo frente a la demanda.

Finalmente, esas 75 familias fueron beneficiadas con la ejecución de un proyecto de agua potable que promete suministrarles líquido sin horario.

Inversión de 250 mil córdobas

Dicho proyecto --inaugurado la mañana de este jueves-- requirió la instalación de 1,200 metros de tubería. “Para poder ejecutarlo tuvimos el apoyo de la municipalidad, y de la misma población que se encargó de la excavación”, dijo Baca tras informar que la inversión monetaria fue de C$250,000.

Con esta obra ya no habrá necesidad de desvelarse ni de desembolsar demasiado dinero, señaló la dirigente comunitaria Luisa Elena Carcache. “Estamos muy contentos, fue una lucha de muchos años y ahora por fin el sueño se hace realidad. Pasamos grandes dificultades, hasta que decidimos organizarnos y trabajar por nuestros derechos”, enfatizó.

Bermúdez comentó que muchas veces tuvieron que comprar el agua a personas particulares a un precio de 25 córdobas el barril, hecho que desequilibraba la economía familiar. “Al mes llegamos a pagar 500 y hasta 600 córdobas por agua”, aseguró.

Esperan beneficio

En la zona hay otras comunidades que carecen del servicio y que están demandando una pronta solución de parte de Enacal. Se menciona las comunidades Alguera, El Tepeyac, El Mamón, San Antonio y Los Coquitos.