•  |
  •  |
  • END

La ceguera no es un impedimento para abrirse camino e instruirse en la música, pues eso es lo que está haciendo un grupo de hombres y mujeres discapacitados visuales de la Asociación de Ciegos “Maricela Toledo”, de Jinotega, quienes se adiestrarán para usar diversos instrumentos musicales como guitarra, acordeón y piano.

El curso de música que inició hace una semana lo imparte el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) con el apoyo de la cooperación Española para favorecer a 13 personas con discapacidad visual.

Al respecto, el presidente de la organización Maricela Toledo, Hernán de Jesús Herrera Picado, agradeció el aporte de España y señaló que esta organización a nivel nacional ha firmado un convenio de cooperación para la promoción de este sector de la población con diversos cursos.

Abriendo puertas
“Ser ciegos no nos impide aprender música, ésta es una oportunidad para que nuestros afiliados tengan otra oportunidad para defenderse en la vida, ya que por su discapacidad la mayoría no tienen la oportunidad de trabajar en cualquier oficio digno, pero ahora estamos seguros que se les abrirán las puertas”, dijo.

El instructor música Manuel Eliseo Mendoza dijo que a las personas favorecidas con el curso se les facilitará el aprendizaje ya que varios de ellos ya saben manejar algunos instrumentos.

“Si bien es cierto que el tiempo no es suficiente estoy seguro de que si aprovechamos el tiempo al máximo al terminar el curso tendremos a nuevos integrantes de otro grupo musical porque hay muchos de ellos que saben tocar”, dijo Mendoza.

Curso de 200 horas
El curso tendrá una duración de 200 horas, tiempo que se estima conveniente para que los no videntes favorecidos aprendan a tocar los diversos instrumentos.