•   El Viejo, Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si ocurriera un incendio de gran magnitud en El Viejo, un municipio de 200,000 habitantes, uno de los más grandes del Pacífico del país, los miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios adscritos a la Dirección General de Bomberos y a la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios, estarían en aprietos por la falta de recursos.

Un pequeño galerón ubicado cerca del parque central sirve como cuartel para 20 bomberos que no devengan salario, aunque tienen vocación de servicio las 24 horas.

La estación tiene dos ambulancias y un camión cisterna, con llantas en mal estado. El gasto de combustible y de alimentación asciende a casi C$6,000 mensuales.

Cuando la Junta Directiva de los Bomberos consigue recursos entrega C$500 mensuales a dos bomberos que permanecen en la unidad, esa situación preocupa a la dirección superior de esta unidad al servicio de la comunidad.

El comandante Denis Toval, jefe de los bomberos de El Viejo, expresó que desde 1990 están al servicio de esta comunidad, destacando que actualmente enfrentan una fuerte crisis debido a que solo cuentan con C$50,000 anuales que les aporta la Alcaldía de El Viejo.

“Carecemos de llantas, de baterías, de combustible y de avituallamiento. En este municipio hay varias empresas, sería fabuloso que nos ayudaran para salir adelante”, dijo.

Solicitó a los viejanos que viven dentro y fuera del país contribuir para que el cuerpo de bomberos, siga funcionando. Para tal fin, tienen a disposición la cuenta 956 de la Financiera Laguei o la dirección electrónica tovaldenis@yahoo.es

Muchas emergencias y un solo hidrante

Toval afirmó que semanalmente cubren de 8 a 15 salidas, entre las que sobresalen las relacionadas con cortocircuitos, traslados a centros asistenciales, fugas de gas para cocinar y conatos de incendios, entre otros servicios. Ellos, además, hacen inspecciones eléctricas en inmuebles tanto en barrios como en comunidades.

La falta de una red de hidrantes es otra cosa que limita su trabajo, y les demanda un sobreesfuerzo. El jefe de los bomberos señaló que en la ciudad de El Viejo solo existe un hidrante, y que se requieren más para dar respuesta a la población, lo cual parece imposible, porque de acuerdo con la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados de ese lugar, aunque se coloquen no hay capacidad para que llegue el agua.

Requieren seis vehículos

El teniente Marvin Meléndez, encargado de gestión de riesgo de la Alcaldía de El Viejo, y miembro del benemérito Cuerpo de Bomberos, expresó que esa institución es miembro del Comité Municipal de Socorro, y debido a que la población crece cada día, requieren al menos seis vehículos contra incendios, y ambulancias.

A su criterio, es necesario que las autoridades destinen una partida mensual para ayudar a los bomberos, que cuentan con personal, pero no con medios.

El profesor Manuel Romero aseguró que la infraestructura no presta las condiciones para el funcionamiento de los bomberos, que no cuentan con teléfono para reportar las emergencias.

Comerciantes de El Viejo dijeron que están dispuestos a colaborar con él para su buen funcionamiento, porque es parte de la seguridad de la población.