•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ubicado 147 kilómetros al sur de Managua, el puesto fronterizo de Peñas Blancas --que separa a Nicaragua de Costa Rica-- se consolida como la segunda puerta de ingreso de turistas al país, solo superado por el Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, informó el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mario Salinas.

De acuerdo con el funcionario, la entrada de turistas por el puesto fronterizo sur experimenta un sostenido crecimiento anual, tanto que los registros de 2007 son superados en un 92% por los de 2011.

“En el 2007 se contabilizó el ingreso de 144,500 turistas, y en el 2011 fueron 290 mil… Ahora, en el 2012, hasta septiembre van alrededor de 300 mil entradas, por lo que ya registramos un aumento del 17% con respecto al año pasado”, manifestó el titular del Intur.

Promoción del país está dando resultados

Para Lucy Valenti, experta en turismo y asesora de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, el incremento de turistas llegando por Peñas Blancas es parte del resultado de la promoción del país y revela que se está posesionando como destino turístico.

Lo importante, desde la perspectiva de Valenti, es que este crecimiento de visitas está siendo beneficioso tanto para micro como para grandes empresarios turísticos.

Detalló que los sitios que más suelen visitar los turistas que ingresan por Peñas Blancas, son San Juan del Sur, la lsla de Ometepe, Granada, León y algunas playas del Pacífico.

Taxistas ven negocio

Los taxistas que cubren la ruta Rivas-Peñas Blancas aseguran ser testigos presenciales del aumento de turistas que ingresan al país por la frontera Sur, y se incluyen entre uno de los gremios prestadores de servicios favorecidos con el fenómeno.

“La llegada de más turistas por esta frontera ha sido notoria, cada vez se ven más ‘cheles’ y eso nos beneficia a los más de cien taxistas que trabajamos sobre esta ruta, ya que acarreamos más gente que antes y, sobre todo, en horas de la mañana”, señaló Nieves Rueda, quien se dedica a esa actividad.

Juan Carlos Jiménez, también conductor de taxis, dice que los turistas entran al país procedentes de Costa Rica en grupos de hasta doce personas, por lo que de inmediato ocupan hasta tres taxis para dirigirse al interior del país.

“Ahora no tardamos estacionados como antes, porque hay mayor movimiento de pasajeros y existe orden, y la Alcaldía nos ha mejorado el parqueo y cada taxi que se va llenando, va saliendo, y se continúa de acuerdo al orden, y hay ocasiones en que los turistas hasta solicitan viajes expresos a Granada, San Juan del Sur y hasta Ciudad Darío”, cuenta satisfecho Jiménez pues por la tarifa colectiva de Peñas Blancas a Rivas cobran C$50.