Orlando Barrios
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los pobladores del barrio Jardines de la Barranca, situado al oeste de la ciudad de Masaya, no se oponen a que los 32 comerciantes de pólvoras se ubiquen en el área, como lo han hecho en años anteriores, pero piden a las autoridades competentes que los tramos se construyan a 500 metros de las viviendas.

Alba Ortiz, se declaró preocupada, principalmente por el riesgo que corren los niños. Recordó que el año pasado un menor se quemó una manito, por lo que insiste que los tramos sean colocados a una distancia considerada de las viviendas.

Mientras que César Augusto Noguera, propietario de una construcción cercana al lugar donde se ubicarán a los comerciantes de pólvora, mostró su inconformidad porque además la obra que realiza fue detenida por la instalación de los comerciantes.

“Voy a introducir un recurso porque están violentando mis derechos, porque me han mandado a detener la obra y eso significa pérdidas”, mencionó el propietario de una construcción.

Por su parte, Cristian Gaitán Sánchez, presidenta de la Asociación de Vendedores de Pólvora, aseguró que tienen el apoyo del alcalde, para comercializar pólvora en esta temporada.

“La asociación que represento aglutina a 28 comerciantes, existe otra que tiene a 12, pero ahí en ese lugar estarán 21 y 11 de la otra asociación. El resto se ubica en los distintos municipios de Masaya”, indicó la representante.

La mayoría de los comerciantes han gestionado préstamos para trabajar en esta temporada y la inversión es de 50 mil córdobas como promedio, señaló sorprendida de la posición de los vecinos del lugar.

“Hasta ahora se ve esta situación. La comisión interinstitucional estaba en desacuerdo”, mencionó la presidenta de los comerciantes de pólvora.

El alcalde Félix Trejos en una resolución solicita a los comerciantes que guarden las medidas de seguridad tal como lo dispone la Policía Nacional, no haciendo uso en ningún momento de la calle y permitir que fluya el transporte de manera normal.

En horas de la mañana de ayer, el comisionado mayor Horacio Solbalvarro realizó una inspección en el lugar y afirmó que el local brinda las condiciones necesarias para que los comerciantes de pólvora se instalen.

Asimismo, le mencionó a César Augusto Noguera que cualquier inconformidad debe planteársela al señor Alcalde.

Bernardino, delegado del Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres, recomendó retirar la venta de 20 a 30 metros del sitio donde se instalaron el año pasado, no es quitarlos del lugar ni quitarles el derecho a trabajar, sino es darle mayor seguridad.