•  |
  •  |
  • END

Todas las necesidades económicas, sociales y ambientales que por mucho tiempo han venido padeciendo los habitantes del archipiélago de Zapatera, en el departamento de Granada, fueron planteadas durante la inspección que una comisión interinstitucional hizo a la zona y que precisamente tenía como objetivo conocer los principales problemas que ahí se están produciendo.

La visita fue hecha por la delegada departamental del Marena, Ligia Flores; el delegado municipal del Inafor, Róger Domínguez; el comisionado Luis Valle Corea; doctor Edén Díaz, del Minsa; Eddy Calderón, de la Coordinadora Nacional de Oficiales en Retiro; Ernesto Valle, de la Alcaldía de Granada, y Francisco Mejía, del Ministerio de Gobernación, quienes estuvieron en el archipiélago durante dos días.

Carestías al por mayor
Las carestías son variadas. Los nativos explicaron la urgencia de contar con un puesto de salud que atienda permanentemente a las familias y no brigadas médicas de visitas efímeras. Piden la construcción de 16 letrinas para igual número de viviendas, así como patrullaje permanente de miembros de la Policía Nacional y del Ejército para detener el corte y tráfico ilegal de madera preciosa.

Sobre la pesca
Aunque la visita se realizó en tres comunidades: Sonzapote, Cañas-La Guinea y Terrón Colorado, todos sus habitantes denunciaron la utilización de trasmallos que no cumplen con los estándares establecidos en la ley. “Lo que pasa es que la luz de malla para pescar debe ser de cuatro pulgadas o más, para evitar sustraer peces pequeños. Y ellos nos están diciendo que personas de las isletas están viniendo a pescar con redes ilegales y algunas sin el debido permiso”, manifestó Ernesto Valle, del área de atención a la pesca artesanal.

Denuncia contra profesor
En lo que respecta a Sonzapote, las madres de familia plantearon al jefe policial el caso de un profesor de la comarca El Sontolar, que mandó a amarrar de pies y manos a una de sus alumnas. Según las denunciantes, esta misma persona le atravesó con un lápiz la mano a uno de los niños en el aula de clases.

Don Balbino García López, de la cooperativa “Fuente de luz y vida”, manifestó que necesitan insumos para el trabajo de la tierra, y urge la presencia del delegado del Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor), a quien piensan solicitarle semillas certificadas, entre otras cosas.

Y siguen denuncias
Salió a relucir, además, la falta de pozos para el consumo de agua, la inseguridad ciudadana, el abuso de autoridad y el tráfico de animales. Al respecto, las instituciones dispusieron como primera medida la construcción de una caseta de control que estará ubicada en el lugar conocido como “Punta de zapotillo”, estratégico para la localización de los traficantes.