•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS
Al pie de un enorme rótulo verde con letras blancas en la entrada a Bonanza por la vía terrestre, se hace saber que este municipio del Caribe Norte de Nicaragua es eminentemente verde por mantener una política de conservación del bosque y su biodiversidad.

El alcalde Máximo Sevilla Suárez, al igual que el Concejo y sus personalidades, proclaman con orgullo esa particularidad de su localidad en intervenciones públicas, ante visitantes nacionales y representantes de organismos internacionales.

Ese empeño, de carácter ambientalista, ahora en esta municipalidad se defiende con mayor seguridad y motivación, al promover la empresa minera Hemconic, una inversión de 25 millones de dólares para producir en 20 años más de cinco millones de arbolitos con miras a desarrollar una significativa masa forestal en unas cinco mil hectáreas.

El millonario proyecto comenzó este año, razón por la que antes de que finalice 2008, iniciarán con 500 hectáreas, en las que sembrarán las primeras 500 mil plantas, según el plan en ejecución.

Las plantas reforestarán la zona llamada El Ojochal, en donde se protegerán las fuentes de agua “Concha Urrutia” y Waspanona.

La inversión en esta primera etapa es de 665 mil dólares, y 2.63 millones de dólares para los tres primeros años, calcula Hemconic.

Tecnología brasileña
Para la producción de millones de plantas, cuya espesura cobijará a Bonanza, se hace uso de tubetes, una tecnología que recién se adquirió en Brasil, precisa el ingeniero Gregorio Downs Rocha, superintendente de medio ambiente y comunicación de Hemconic.

Downs asegura que se priorizarán áreas que han sido afectadas por fenómenos naturales, como el huracán “Félix” el año pasado, así como por la intervención humana, ya que la población, ante la pobreza extrema, se ve obligada a utilizar el recurso forestal al margen de cualquier control.

“Félix” devastó un millón 600 mil hectáreas, según el Marena, y parte de esa riqueza era de Bonanza, que se encuentra cerca de la reserva Bosawás.

Admirable masa forestal
Seguramente con este megaproyecto, Bonanza contará con una admirable masa forestal, que contribuirá con la recuperación de importantes cuencas hídricas y propiciará un medio ambiente de mayor beneficio para seres humanos y variedad de animales.

Es por ello que si de algo está segura su población, es que seguirá siendo, si no el primero, por lo menos uno de los municipios más verdes del país.

Un proyecto forestal de esta magnitud es ejemplo no sólo en Bonanza sino para el país, y significa vida y sostén ambiental, expresó Luis Cruz Calero, comunicador social en esta localidad.

La primera etapa productiva está siendo ejecutada por una cooperativa de vasta experiencia en el ramo, denominada silvicultores de Bonanza, COSBA, que dirige el lugareño Omar Sujo.

Ubicación de viveros
Los viveros forestales están ubicado en el lado izquierdo del aeródromo, y éstos ya comenzaron a desarrollarse, observándose en su mayoría las especies caoba, cedro real, melina, teca, níspero, pino, quebracho y nancitón.

En el lugar laboran 45 personas de la cooperativa, más mujeres que hombres, plantando semillas, apelmazando la tierra apropiada y colocándole en los tubetes, además de otras tareas propias de un vivero forestal.

Las personas que trabajan en el proyecto ganan 4.50 dólares diarios, además, tienen incentivos por producción y se les garantiza la seguridad social y física, explicó Omar Sujo.